42% de los jóvenes latinos en riesgo de recaer en la pobreza

Redacción TENDENCIAS

La más reciente oleada de crisis económica ha provocado un largo periodo de desaceleración económica en general, que ha causado estragos en América Latina: siete millones de latinoamericanos cayeron en la pobreza en 2015, y entre 25 y 30 millones de latinoamericanos vulnerables correrán el mismo riesgo durante los próximos dos años.

Esto resulta especialmente dañino porque se recrudece entre las capas poblacionales más jóvenes, que se quedan sin estudios ni trabajo, lo que implica que haya consecuencias sociales y económicas a largo plazo.

Lo anterior se refleja en el estudio “Perspectivas Económicas de América Latina 2017”, elaborado por el Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL) y CAF Banco de Desarrollo de América Latina. El informe destaca que dos terceras partes de los jóvenes latinoamericanos no están preparados para competencias en áreas técnicas, profesionales y de gestión.

Como ha señalado Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, la inclusión de los más jóvenes es un tema esencial para lograr el desarrollo regional.

“La región podría salir beneficiada si incluye mejor a sus jóvenes y les brinda educación, capacitación y oportunidades de emprendimiento de calidad para fomentar el crecimiento y la inclusión. En nuestra región, la falta de buenas oportunidades de empleo y la difícil transición de la escuela al trabajo están obstaculizando la inclusión de los jóvenes y defraudando sus expectativas. Demasiados jóvenes se quedan sin posibilidad de acceder a los servicios públicos, al ahorro y a la movilidad social”.

Casi 30 millones de jóvenes de AL no tienen empleo, no estudian, ni reciben capacitación. Ellos representan el 21% de los jóvenes de la región, en comparación con el 15% en los países de la OCDE. Otro 19% de los jóvenes trabajan en empleos informales. Las mujeres se ven particularmente perjudicadas, pues representan el 76% de quienes no tienen empleo. Al menos seis de cada 10 jóvenes que viven en hogares pobres no tienen empleo, no estudian, ni reciben capacitación o trabajan en el sector informal de la economía. Esto contrasta con el caso de los hogares de clase media, en los que sólo dos de cada 10 jóvenes se encuentran en esta situación.

En el contexto latinoamericano, el estudio asegura que 26% de los jóvenes emprendedores lo hacen por necesidad más que por gusto. Los jóvenes tienen mayor dificultad para acceder a financiamiento y acceder a nuevos mercados.

 

Te puede interesar: Estudiantes mexicanos siguen con deficiencias de aprendizaje

Anhelan la estabilidad

Por otra parte, el diario español El País realizó una encuesta para identificar las preferencias que tienen los jóvenes menores de 35. Sus resultados coinciden con las tendencias descritas en el estudio de la CEPAL-OCDE.

El País señala que 31% de los milennials y generación Z anhelan tener estabilidad económica y 28% quiere tener su trabajo soñado. Solo 2% se preocupa por comprar su casa o tener un negocio propio.

El reporte añade que 90% de esos encuestados son usuarios de redes sociales. 88% de vive en países emergentes. Para 2020 59% de la fuerza laboral será menor de 35. Estos grupos de edad representan 59% de la población.

Los responsables de la formulación de políticas públicas deben recolectar información y evaluar los programas para jóvenes a fin de diseñar políticas públicas que tengan en cuenta la actual transformación tecnológica, política y social que está cambiando el mundo del trabajo, concluyen ambos análisis.

Te puede interesar: La crisis financiera forjó una generación de Ninis

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Hereda Gabino Cué a Oaxaca sistema de salud precario
Foto: ORO Noticias El ex gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, dejó un sistema de ...