Jorge Castañeda ya lo había advertido: 2018 puede ser el tiempo en el que cobren fuerza los candidatos independientes. Y el lanzamiento del movimiento Ahora o Nunca, impulsado por un nutrido grupo de intelectuales y de organizaciones sociales, parece darle la razón. Los analistas políticos empiezan a decir que, más allá de quién gane, las próximas elecciones presidenciales en México serán el fin de la partidocracia.

Este domingo, en Tlatelolco, Emilio Álvarez Icaza presentó su bandera de salida en ruta hacia la Presidencia. Ahí comentó que la partidocracia ha resultado ser costosa e ineficiente y que pierde cada vez más legitimidad y representatividad ante las demandas ciudadanas.

Analistas coinciden que este movimiento podría generar la fragmentación del voto para las elecciones del próximo año, con el consecuente impacto negativo para las principales fuerzas políticas que han visto mermada su representatividad  en los últimos 18 años, y que podría captar buena parte del 60% de las personas que aún no saben por quién votar.

En su columna de este lunes, Denise Dresser (diario Reforma) señala que lo que da origen al movimiento es el desgaste de una clase política caduca: el PRI cuarteado por la corrupción; el PAN desfondado por la división; el PRD encogido por el oportunismo, y Morena, que para muchos es la única opción por ser “antisistema” o porque “ya le toca”, no logra convencer ni entusiasmar, y es vista como más de lo mismo.

Salvador García Soto (columna “Serpientes y Escaleras”, periódico El Universal) coincide en señalar que es innegable que las fuerzas políticas tradicionales están perdiendo terreno en el indicador por excelencia que mide su nivel de representatividad popular y social, que es el voto ciudadano, y “quizá el sistema de partidos en México está transitando sus últimos años de vida lujosa y millonaria a costa de los contribuyentes”.

En contraste, algunas voces ponen en duda el éxito del movimiento, pues si bien mediáticamente ha “hecho ruido”, y seguramente en los próximos días será tema de análisis en espacios de opinión y se anunciarán adhesiones conforme se den a conocer algunos otros candidatos ciudadanos a diversos cargos de elección popular, el movimiento apenas logró reunir a unas 200 personas ayer, durante su lanzamiento en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco.

Te puede interesar: Dicen los empresarios que AMLO ya no es peligroso

(FOTO: Cuartoscuro)

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *