Altán y gobierno dan primer paso para despliegue de la red compartida

Juan Luis Ramos POLÍTICA

El consorcio Altán y el Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel), firmaron este martes el contrato para desarrollar la red compartida, siendo el primer paso para el despliegue del mayor proyecto de telecomunicaciones en la presente administración.

En un comunicado, el consorcio destacó que con esta acción inician los trabajos para el despliegue de este proyecto, cuya finalidad es llevar servicios de telecomunicaciones como telefonía móvil e internet a las comunidades más alejadas del país.

Con este proyecto, el gobierno busca conectar a más de 40 millones de personas a la red 4G LTE, quienes hoy en día carecen de acceso a servicios de telecomunicaciones de última generación.

La propuesta de Altán para ganar la licitación de la red compartida, garantiza una cobertura de red 4G LTE a 92% de la población nacional, cifra mayor al 85% que exigió la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

La vigencia del contrato es por 20 años y, concluido este lapso, Altán podrá renovar la concesión por un periodo similar, según dan cuenta las bases de licitación.

“Tras la firma del contrato, se constituirá un fideicomiso al que se dotará con 50 millones de dólares y el aporte de la garantía de cumplimiento”, indicó el consorcio.

Es así que comienzan las labores de despliegue de la red compartida, la cual debe arrancar sus operaciones el 31 de marzo de 2018 con una cobertura de 30% de la población, para alcanzar la totalidad propuesta en 2025.

Por su parte, el Promtel será el encargado de supervisar el avance de cobertura y calidad de la red, así como de verificar que en las zonas donde se haga el despliegue sea la óptima para el uso de la red 4G LTE.

PROYECTO ENCARECIDO

El despliegue de la red compartida requerirá una inversión de 7 mil 500 millones de dólares, de acuerdo con estimaciones de la propia SCT. Sin embargo, trasladados a la moneda nacional, la inversión será mayor de lo que se pensó en principio debido a la depreciación del peso frente a la moneda estadounidense.

Una de las consecuencias de haber atrasado la licitación, que estaba programada para 2014, ha sido precisamente el costo del proyecto. Mientras que ese año el dólar rondaba los 17 pesos por unidad, este año el billete verde se ha mantenido alrededor de los 22 pesos.

Es decir, el proyecto se encareció 30%. Incluso, desde enero de 2016, cuando la SCT anunció las bases para la licitación de la red, a la fecha, el preso se ha depreciado 18.4% respeto al dólar.

El reto vendrá en los siguientes meses, ya que estimaciones recientes del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) advirtieron que la paridad de la moneda nacional con el dólar podría llegar a 23 pesos por unidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Check Also
Arranca construcción de la Línea 7 del Metrobús sobre Reforma
Esta semana, la Secretaría de Obras y Servicios (SOBSE) capitalina inició los trabajos de construcción ...