Amenazaron a militares con descuartizar a sus hijos para incriminarlos

México, 14 de junio.- Dos elementos del Ejército Mexicano denunciaron, a través de unas cartas, que sufrieron tortura para aceptar incriminarse por mantener nexos con el cartel de los Zetas. En los textos, los tenientes detallaron las prácticas de ahorcamiento y amenazas psicológicas de las que fueron objeto con tal de testimoniar en su propia contra.

El teniente Sócrates López Escobar decribió que en un segundo día de torturas lo ataron para golpearlo, mientras estuvo envuelto en una malla.

“Me provocaron asfixia con una bolsa de plástico. Con una toalla húmeda sobre mi rostro me dejaban caer agua para hacerme sentir que me ahogaba. Me advirtieron que yo debía de decir que era parte del cartel de Los Zetas o iban a incriminar a mi esposa, a violarla y a descuartizar a mi hijo de cinco años”.

Las cartas fueron enviadas desde el Cefereso número 5 en Veracruz, y se les dio lectura durante el programa de Ciro Gómez Leyva. El militar puntualizó que desde Torreón lo llevaron a donde ya estaban detenidos otros elementos. y recalcó que todo fue una artimaña fabricada por las propias autoridades.

“Policías de la Judicial Militar Federal nos retuvieron. En el lugar había un estéreo prendido a alto volumen. Todos éramos interrogados y torturados y aunque el modular estaba encendido se alcanzaban a escuchar los gritos. Llegó un momento en el que se hartaron de que contestara lo mismo y me dejaron en paz por unas horas”.

Ramiro Ramírez, abogado de los soldados, ya había acusado -desde el mes de mayo- que los ocho militares sentenciados, por mantener presuntas relaciones con el crimen organizado, padecieron tortura durante cuatro días.

Related Post