AMLO promete una transformación profunda y no defraudar al pueblo

Tras tomar protesta como presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, juró emprender una transformación “profunda y radical”, en la que deberá hilar fino para cumplir con su exigente agenda social sin perjudicar las finanzas de la segunda mayor economía de Latinoamérica.

“Por mandato del pueblo, iniciamos hoy la cuarta transformación política de México”, dijo López Obrador tras recibir la banda presidencial del saliente mandatario Enrique Peña Nieto.

“A partir de ahora se llevará a cabo una transformación pacífica y ordenada, pero al mismo tiempo profunda y radical porque se acabará con la corrupción e impunidad que impiden el renacimiento de México”, sentenció.

Sin embargo, el nuevo presidente de México pidió no iniciar una cacería de brujas contra los funcionarios de las administraciones previas para evitar la fractura del país, algo que no fue bien visto por algunos.

La larga lista de invitados a la toma de posesión incluyó desde una delegación de Estados Unidos -encabezada por el vicepresidente Michael Pence e Ivanka Trump- hasta líderes controversiales como los presidentes de Nicaragua, Daniel Ortega, y de Venezuela, Nicolás Maduro.

Tras finalizar la toma de protesta, López Obrador ofrecerá un almuerzo con los invitados y luego pronunciará un discurso tras recibir el “bastón de mando” de los pueblos indígenas en la Plaza del Zócalo.

El tabasqueño insistió en que acabando con la corrupción y una política de “austeridad” se ahorrarán millones de dólares y que no habrá necesidad de incrementar impuestos en términos reales ni aumentar el precio de los combustibles más allá de la inflación.

Además, prometió respetar la autonomía del banco central y los equilibrios macroeconómicos y acusó al neoliberalismo de ser el responsable de la “desigualdad económica y social y también de la violencia que padecemos”.

“La política económica neoliberal ha sido un desastre, una calamidad para la vida pública del país”, fustigó.

En su primer discurso como mandatario, López Obrador prometió reducir los homicidios y atender la masiva migración de mexicanos y centroamericanos hacia Estados Unidos a través de un plan para atender las causas que la originan.

Con información de Reuters.