Árabes ganan el Óscar (a pesar de los vetos de Trump)

Redacción TENDENCIAS

En medio del veto migratorio a los habitantes de siete países árabes, la Academia premió a dos películas filmadas en Irán y Siria, dos de las naciones que sufren el veto por parte del gobierno de Donald Trump, además de entregar a un actor musulmán como el mejor actor de reparto.

Mahershala Ali ganó el Óscar a mejor actor secundario y se convirtió en el primer actor musulmán en llevarse la gran estatuilla del cine.

El actor de 43 años fue galardonado por su papel en el drama familiar “Moonlight”, imponiéndose al británico Dev Patel, a los veteranos actores estadounidenses Jeff Bridges y Michael Shannon y al joven Lucas Hedges.

La cinta The Salesman (El viajante) ganó el Oscar a la mejor cinta extranjera, pero el director, Asghar Farhadino asistió a la ceremonia en protesta a la medida impuesta por Trump hace un mes y que fue imputada por los jueces estadounidenses.

El filme narra la historia de un hombre que pasa de ser alguien amable y atento a un ser violento y machista por un pequeño incidente.

En representación del ausente cineasta acudieron hoy al teatro Dolby de Los Ángeles dos prominentes iraníes-estadounidenses: la ingeniera Anousheh Ansari, conocida por ser la primera mujer turista espacial, y Firouz Naderi, exdirector de los sistemas de exploración solar en la NASA.

Sobre el escenario, Anousheh Ansari leyó un discurso escrito por Asghar Farhadi, que hoy ganó su segundo Óscar tras el que consiguió por “A Separation” (2011).

“Lamento no estar con nosotros hoy. Mi ausencia es por respeto por la gente de mi país y las otras seis naciones que han sido ofendidas por la ley inhumana que prohíbe la entrada de inmigrantes a Estados Unidos”, afirmó en nombre del realizador.

Días antes de los Óscar, los seis cineastas nominados al Óscar  al mejor filme en lengua extranjera, entre los que se encontraba Farhadi, señalaron en un comunicado conjunto contra el clima de “fanatismo y nacionalismo” que se vive en Estados Unidos y en otras partes del mundo, al tiempo que abogaron por la unidad de las personas, más allá de sus diferencias, y por la libertad del arte.

La segunda película triunfadora de la noche es el documental  White Helmets (Los cascos blancos) que habla sobre la organización de rescatistas voluntarios en Siria.

Al recoger su premio, Orlando Von Einsiedel hizo un llamamiento para que la guerra “se acabe lo antes posible”.

Sin embargo, el documental se vio envuelto en una polémica cuando acusaron a la organización de involucrarse en actos terroristas en el país, azotado por la guerra.

La descripción del documental en la página web de los Oscar dice que los integrantes de este grupo son  “voluntarios civiles neutrales” que ya han salvado más de 80 mil vidas en aquel país desde 2013.

El grupo, que se presenta a sí mismo como Defensa Civil Siria, ha sido sorprendido escenificando videos o entrando en acción tras ejecuciones, recibe financiamiento oficial de Estados Unidos y  Reino Unido.

Otra polémica que rodeó a este grupo fue la entrega de visas para poder ingresar a la Unión Americana

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Check Also
La Academia entrega el Oscar a La la land, se lo quita y lo da a Moonlight
En un hecho sin precedentes, la Academia tuvo una confusión y dieron por ganadora a ...