Arrecia la guerra de los trapitos sucios sobre la izquierda mexicana

Redacción POLÍTICA

La difusión de que Alejandra Barrales, lideresa del Partido de la Revolución Democrática (PRD), posee un departamento en Miami, con valor de casi un millón de dólares, es considerado por columnistas políticos un indicador de que al interior de ese partido la crisis desatada por el senador Miguel Barbosa al anunciar su apoyo a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ya comenzó a tomar tintes de “guerra sucia” que terminará aniquilando al sol azteca.

Algunas voces señalan que el tema se agrava, dado a que la ex lideresa de los sobrecargos de aviación no había reportado esa propiedad en su declaración 3de3 que presentó cuando asumió el cargo al frente del partido, pero tras la noticia tuvo que aceptarla.

Ahora queda pendiente que Barrales hable de la fuente de recursos para comprar esa propiedad y cuál será el posicionamiento que asuman al respecto las “tribus” durante la reunión del CEN perredista, programada para el próximo viernes 24 de marzo.

Mientras tanto, en Morena

Hay un consenso mediático en señalar que las preferencias electorales hacia AMLO crecen a la par de “su soberbia y necedad”, dos aspectos que podrían enfrentarlo a su peor enemigo: él mismo, y llevarlo nuevamente a la derrota en las elecciones presidenciales, como ocurrió en 2012, cuando llamó “chachalaca” a Vicente Fox.

En esta última semana, AMLO atacó a las Fuerzas Armadas, a las que acusa de ser responsables de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, un elemento que le ha sumado críticas y reclamos por parte de líderes de opinión y actores políticos.

Francisco Garfias (columna “Arsenal”, diario Excélsior) destaca que todas las encuestas de las empresas más reconocidas, llámese Mitofsky, Parametría, Ulises Beltrán, Buendía o Reforma, ubican al tabasqueño a la cabeza de las preferencias electorales, y si las tendencias se mantienen, la elección de 2018 se concentrará entre “pejistas y antipejistas” por lo que López Obrador no debe confiarse y ser muy cauto con lo que habla.

Sin embargo, hay coincidencias en señalar que es tanta la confianza del líder de Morena en su ventaja rumbo al 2018, que en lugar de corregir, ayer volvió a referirse de forma negativa al Ejército, al señalar que de ganar las elecciones no se volverá a utilizar a las Fuerzas Armadas para “reprimir” ni “masacrar” al pueblo, pero prometió subirles el sueldo a los soldados.

Te puede interesar: Osorio exige a AMLO explicar declaraciones contra el Ejército

Jorge Fernández Menéndez (“Razones”, Excélsior) considera que AMLO se disculpó con los militares a su estilo, es decir, “utilizando la disculpa para insultarlos”. Sugiere que en un acto de  total de incongruencia, López Obrador agravia primero al Ejército y luego piensa congraciarse con él, al prometer que de ser Presidente mejorará sus condiciones salariales.

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Cancelan visa a exdirector de La Prensa por robo de jerseys
Cancelan visa a exdirector de La Prensa por robo de jerseys
La visa de Mauricio Ortega, exdirector de La Prensa, fue cancelada por el gobierno de ...