Científicos estadounidenses demostraron el incremento de los valores de la presión arterial de la población mundial en los últimos 25 años.

Es una de las principales causas de enfermedad en el mundo y uno de los primeros factores de riesgo en casi todos los países y niveles socioeconómicos, dijo el líder de la investigación, Gregory Roth, cardiólogo de la Universidad de Washington, en Seattle.

Como parte de la pesquisa, Roth y expertos de otras naciones analizaron datos del estudio Carga Mundial de la Enfermedad, las Lesiones y los Factores de Riesgo 2015 sobre la población mundial con valores de presión de entre 110 y 115 mmHg o más de 140.

La exploración arrojó la prevalencia de valores de entre 110 y 115 mmHg creció de 73 mil 119 casos por cada 100 mil personas en 1990, a 81 mil 373 en 2015. Por su parte, los valores de 140 o más aumentaron de 17 mil 307 a 20 mil 26 en el mismo periodo.

Los autores llegaron a la conclusión que la mortalidad por valores de entre 110 y 115 mmHg creció 10 casos por cada 100 mil personas en 25 años. Mientras que por 140 mmHg o más se incrementó ocho por cada 100 mil.

La mayor cantidad de fallecimientos por presión sistólica muy elevada se produjo por la coronariopatía y el accidente cerebrovascular.

Según los autores, la PS está asociada con complicaciones y muerte si supera una lectura de 110 mmHg. Pero, la Asociación Estadounidense del Corazón aconseja mantenerla por debajo de los 120 y la presión diastólica (baja) por debajo de los 80.

La coronariopatía es una enfermedad determinada por alteraciones en el suministro de sangre y oxígeno al corazón debido al estrechamiento de las arterias coronarias.

(Con información de Prensa Latina)

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *