Aumentan víctimas de cibercrimen y disminuyen pérdidas por el delito

Juan Luis Ramos NEGOCIOS

 

En el último año, el número de usuarios de internet que han sido víctimas de la ciberdelincuencia suma 689 millones de personas en el mundo, es decir 10% más que el año pasado. En contraste, los esfuerzos por combatir esta modalidad de crimen lograron una  reducción en su impacto financiero.

De acuerdo con el Informe Norton sobre Ciberseguridad 2016, -que cada año analiza el estado de la seguridad cibernética en 21 países –entre ellos México, Estados Unidos y Brasil-, en los últimos 12 meses el cibercrimen causó pérdidas por 126 mil millones de dólares, cifra 16% menor a los 150 mil millones contabilizados en 2015.

Adicionalmente, el tiempo invertido por las autoridades para lidiar con la ciberdelincuencia se redujo de 21 a 19.7 horas.

De acuerdo con el reporte, el Internet de las Cosas es un potencial peligro de seguridad cibernética ante la proliferación de dispositivos conectados.

El informe señala que uno de cada cinco dispositivos domésticos enlazados a la red, como televisores, relojes o refrigeradores, no cuenta con las medidas de protección necesarias, en tanto que 60% de los propietarios de estos equipos piensa que están diseñados con estándares de seguridad prefabricados.

No obstante, la compañía especializada en seguridad digital tiene identificadas al menos 50 vulnerabilidades para el hackeo de televisores, juguetes, refrigeradores, termostatos, reguladores y cerrojos inteligentes, entre otros equipos.

Aunado a eso, la investigación indica que el aumento de víctimas se debió principalmente al hecho de que los usuarios mantienen hábitos en línea poco seguros.

El documento señala que más de tres cuartas partes de los usuarios de Internet (76%) son conscientes que deben proteger su información en línea, sin embargo siguen compartiendo sus contraseñas y comportándose de forma riesgosa en la Red.

Por ejemplo, los internautas que comparten las contraseñas de sus correos o redes sociales pasaron de 22% a 24%, mientras que cerca de 35% de los usuarios de dispositivos tiene por lo menos un equipo “desprotegido”, lo que los deja vulnerables ante el secuestro virtual, programas maliciosos y fraudes cibernéticos.

En el caso de los millennials, jóvenes que nacieron con el uso de las tecnologías, estas prácticas son más comunes: 35% de ellos tiene hábitos flojos de seguridad en línea, como compartir contraseñas.

El reporte de Norton advierte que 80% de las personas que comprometieron su información digital de alguna forma tuvo consecuencias como el robo de identidad o dinero, así como clonación de tarjetas de crédito.

“Nuestros hallazgos indican que las personas están cada vez más alertas sobre la necesidad de proteger su información personal, pero continúan sin tomar las medidas correspondientes para mantenerse seguros en línea. Mientras los usuarios conservan hábitos inseguros, los atacantes perfeccionan su ingenio y sus actividades ilegales para obtener mayor ventaja”, indicó Fran Rosch, vicepresidente ejecutivo de Norton.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
14 amigos de Facebook que hay que evitar (o por lo menos esconder)
En el Facebook hay amigos de todos los tipos, pero estos 14 son los que ...