Autoridades religiosas desconocen que un segundo piso pasará por el Cerro del Tepeyac

El segundo piso del Viaducto La Raza-Indios Verdes-Santa Clara pasará por el Cerro del Tepeyac, ni las autoridades de la Conferencia del Episcopado Mexicano ni la rectoría de la Basílica de Guadalupe saben de su construcción.

El Insurgente buscó al padre Yahir Ortega  Martínez, Secretario de Comunicación de la CEM, quien respondió que la institución desconocía el proyecto de la obra. Marcela Vallecillo, encargada de comunicación social de la Basílica de Guadalupe, dijo que no harían ningún comentario al respecto.

Como lo adelantó El Insurgente,  el proyecto atravesará por el Parque Nacional denominado El Tepeyac, que es considerado una zona de importancia ecológica dentro de la Ciudad de México y Estado de México.

La Manifestación de Impacto Ambiental del Viaducto La Raza–Indios Verdes–Santa Clara señala que la afectación será mínima y limitada dado que se usará un área “que ha sido previamente perturbada” y “se localizará dentro de la carretera existente”.

El cerro del Tepeyac fue decretado Parque Nacional el 18 de febrero de 1937, por el presidente de la República, Lázaro Cárdenas del Río. Su intención era protegerlo de las obras de reforestación artificial que se realizaban en la zona y decretó que se conservaran mil 500 hectáreas para sembrar árboles, que en gran parte, se ubicaron en la delegación Gustavo A. Madero y en el municipio de Tlalnepantla, Estado de México.

En la zona se ubican varios recintos históricos, como la nueva Basílica de Guadalupe y la Capilla del Cerrito donde se encontraron por primera vez Juan Diego y la Virgen de Guadalupe. También hay varios templos dedicados a santos, así como un museo, la biblioteca  Lorenzo Boturini, el archivo histórico y el Panteón del Tepeyac, considerado zona de monumentos históricos, ya que ahí se encuentran los restos mortales del presidente Antonio López de Santa Anna  y del político Gabriel Mancera.

Pese a la importancia del recinto y el impacto de la obra, ninguna de las organizaciones religiosas encargadas de resguardar el patrimonio conoce el daño o el lugar por dónde pasará el segundo piso.

Cuestionados al respecto, los vecinos aseguraron a este portal que las autoridades religiosas no han participado en las movilizaciones que han organizado desde que se dio a conocer el proyecto.

No obstante, los vecinos mantienen sus quejas por el impacto ambiental del viaducto elevado y de la ineficiencia de las autoridades para solucionar el problema de movilidad que padecen todos aquellos que se desplazan todos los días del Estado de México a la Ciudad.

El pasado 20 de septiembre entregaron más de 4 mil 500 firmas en contra del proyecto ante la Oficialía de Partes de Presidencia. Nueve días después, los vecinos obtuvieron una respuesta por parte del presidente Enrique Peña Nieto, pero no quedaron conformes ante la contestación.

Rodolfo Hernández, dirigente del Comité de vecinos, anunció que el próximo 15 de octubre  realizarán un encuentro con organizaciones civiles, sindicales y estudiantiles para analizar la situación y el estatus de la petición que se hizo al presidente. En caso de no llegar a un acuerdo satisfactorio, la asociación de vecinos ya tiene pensado convocar movilizaciones hacia Palacio Nacional y la Residencia de Los Pinos.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *