Banxico reduce a 1.6 su estimación de crecimiento para el país

La desaceleración en el comercio y la economía global, sumado a los eventos internos como el desabasto de combustible y los bloqueos a las vías férreas, hicieron que Banxico reduciera la estimación de crecimiento del país este 2019.

En su ‘Informe Trimestral’ del cuarto trimestre de 2018, la autoridad monetaria revisó a la baja las expectativas de crecimiento económico del país para 2019 por tercera ocasión consecutiva, dejándolas en un rango de entre 1.1 y 2.1 por ciento, que representa una media de 1.6 por ciento. En el anterior informe la expectativa fue de 1.7 a 2.7 por ciento, una media de 2.2 por ciento.

Para 2020, el pronóstico bajó de un rango de entre 2 y 3 por ciento, a uno de 1.7 a 2.7 por ciento.

“Problemas de distribución de combustibles; la interrupción de vías férreas; los conflictos laborales en particular en Matamoros y en el norte del país; la menor producción de petróleo, así como también esta persistente y más marcada atonía en la inversión. Estos son todos los elementos que dan lugar a esta revisión en el pronóstico de crecimiento”, mencionó Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México.

Sobre el tema de inversión, el funcionario destacó que es un punto que preocupa, debido a su importancia en la economía, ya que al cierre de año se acentuó la trayectoria negativa, incluso señaló que se continúa esperando que persista la debilidad de la inversión, toda vez que las primas de riesgo se mantienen en niveles relativamente elevados.

En su balance de riesgos para el crecimiento del país, Banxico indicó que la economía podría verse afectada si permanece o se deteriora el actual ambiente de incertidumbre que ha afectado a la inversión, y que ello ocasione que diversas empresas pospongan o no lleven a cabo sus planes de inversión o que los consumidores reduzcan su gasto de manera precautoria.

En su informe, el banco central señaló que una agenda clara sobre las medidas que pudieran implementarse para avanzar en los temas de inseguridad, corrupción, impunidad y Estado de derecho, dará una mayor confianza y certidumbre para hacer de México un destino más atractivo para la inversión.

Sobre los pronósticos para la inflación general, Banxico los recortó ligeramente, de manera que espera que cierre el primer trimestre en 4.1 por ciento, para después bajar hacia un nivel de 3.4 por ciento a finales de este año. En el primer semestre de 2020 espera que la inflación llegue al objetivo del tres por ciento.

Información de El Financiero.

Mantente informado en Twitter, síguenos en @insurgentehoy.