Batman busca rescatar a los murciélagos de la extinción

Los murciélagos son tan importantes como las abejas para polinizar las flores y mantener el equilibrio ecológico, aunque muy poca gente lo sabe. Y durante años los murciélagos sufrieron exterminios masivos, por considerarlos una plaga.

Como un súper héroe, el investigador del Departamento de Ecología de la Biodiversidad del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Rodrigo Medellín Legorreta  se ha dedicado a realizar investigaciones para conservarlos y darles su lugar entre los seres humanos.

Te puede interesar: EU cataloga a los abejorros como animales en peligro de extinción

Su labor le ha valido ser llamado el Batman mexicano.

“La gente no sabe que hay tres beneficios muy importantes que tocan cada día de nuestras vidas y que provienen de los murciélagos. Si no existieran los murciélagos la vida sería muy triste, y no tendríamos los grandes beneficios que estos nos proporcionan en las cosechas, no tendríamos frutos como la guayaba y no tendríamos tequila. Imagina el mundo sería muy triste”, explica Medellín.

En entrevista con El Insurgente, el biólogo señala que México tiene 138 especies, que es más del 10% del total de especies que existen en todo el mundo.

No obstante, la exterminación fue masiva en este siglo. A principios de 2000 había 10 mil murciélagos en la Cueva del Diablo, ubicada en el Corredor Biológico Chichinautzin del Parque Nacional Tepozteco, pero una década después sólo quedaban mil animales viviendo allí.

Medellín Legorreta ya había trabajado en la recuperación de las especies desde el inicio de su carrera, por lo que sabía por dónde empezar para el rescatar a los murciélagos.

La línea más importante de su investigación es entender las necesidades de conservación de la especie, es decir, cuáles son las amenazas que lo afectan, las razones por las que se pusieron en peligro de extinción y otras cuestiones biológicas básicas, como comida, vuelo y reproducción.

“En 2013 pudimos demostrar que la especie se había recuperado, que habíamos encontrado colonias que no existían, nosotros pudios demostrar que la especie ya se había recuperado, esto fue una gran noticia”, dice el especialista en mamíferos.

En la actualidad tiene proyectos y alumnos en 13 países: Costa Rica, Bolivia, Colombia, Perú y proyectos de colaboración con Kenia, África, Vietnam, Indonesia, India, todos ellos enfocados a la conservación del murciélago.

 

Batman. El inicio

Desde hace 40 años, Medellín Legorreta se ha dedicado al estudio y protección de diversos mamíferos, principalmente el murciélago.

Su carrera comenzó a los 11 años, cuando participó en el famoso programa El gran premio de los 64 mil millones, en donde fue el primer niño en ser parte de elenco.

Aunque no ganó y sólo se llevó 32 mil pesos, esto le valió llamar la atención del director del Laboratorio de Mastozoología del Instituto de Biología de la UNAM, Bernardo Villa, quien lo invitó al instituto para realizar visitas de campo y dar clases, lo que era un sueño hecho realidad para un niño de 11 de años.

Rodrigo Medellín recuerda que siempre le han gustado los animales. Su primera palabra no fue mamá o papá, fue flamingo. Desde entonces tenía un amor por los mamíferos, pero el gusto aumento cuando empezó a trabajar en el Instituto de Biología e iban al campo donde estaban los murciélagos.

“Me metían a cuevas, me platicaban, fue aprendiendo cada día, yo nunca volteé para atrás, jamás pensé en estudiar otra cosa, pensaba de aquí soy y de aquí nos salgo. Enfoque todas mis baterías para estudiar biología aquí en la UNAM, en la Facultad de Ciencias, me fue al doctorado a la Universidad de Florida, regresé  y hasta hoy sigo trabajando en el Instituto de Ecología con lo que siempre he querido trabajar: los murciélagos”, rememora.

Para 1993 comenzó a estudiar el hábitat y desarrollo de los murciélagos con el Programa de Recuperación de las Especies que está basado en tres elementos: las necesidades de conservación de la especie; educación ambiental para que el público aprenda a conocerlo y cuidarlo; y finalmente las acciones específicas de protección y migración.

 “Yo no he trabajado un día en mi vida, porque yo estoy haciendo lo que yo he querido hacer en toda mi vida, esto no se siente como trabajo, es un placer constante todo el tiempo”, asegura el biólogo.

El gusto  por estos animales es tal que en el momento de la entrevista asegura que si en ese momento aparece alguien con un murciélago y le pregunta acerca de él, se acaba la entrevista y se pone a platicar con ellos, a verlo, estudiarlo, y ver qué es, ayudarlo y cuidarlo.

Así ha sido su vida. Todos sus esfuerzos se han enfocado en  propagar los beneficios que generan a la vida del ser humano.

En primer lugar, controlan las plagas de la agricultura, ya que son el el insecticida más eficaz  de todos los que existen en el mundo. Si no existieran los murciélagos, de 200 a 400 toneladas de insectos se acumularían cada noche y en tres meses no habría cosechas.

El segundo beneficio es la polinización de las plantas de frutas y plantas como la guayaba, el chicozapote, el capulín, al agave y la pitaya, pues sin ellos no existiría este proceso y mucho menos estas frutas, ni el tequila y el mezcal.

“Los murciélagos son probablemente de los animales más injustamente maltratados en el mundo, pero en ningún caso está más infundada la guerra que se les ha hecho que a los murciélagos. Es por ello que he dedicado mi vida a la conservación y preservación de este maravilloso animal”, explica.

Su trabajo le valió el apodo del doctor Batman, sobrenombre con el que se le ha distinguido en México y el mundo, y con el cual está contento, ya que resume la labor que ha hecho por más de 40 años para preservar esta especie.

Medellín concluye con la petición a la gente de que siempre piense en los grandes beneficios que tienen los murciélagos para la sociedad y que los seres humanos disfrutan de dichos beneficios si los dejan en paz.

 

 

Related Post

1 thought on “Batman busca rescatar a los murciélagos de la extinción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *