PRI odia a Murillo Karam

Borge no es Duarte y tiene los días contados en prisión

Anonimus Anonimus

Roberto Borge Angulo celebrará este miércoles una audiencia que será decisiva en su proceso penal, pues se decidirá si el exgobernador de Quintana Roo será extraditado a México o si se queda en Panamá para sortear las imputaciones en su contra.

Al parecer, este exmandatario estatal ha tenido “suerte” a la hora de enfrentar las consecuencias de sus hechos pues solamente se le persigue por el delito de lavado de dinero.

Pero… ¿y el caso por delincuencia organizada? Pues resulta que el “gober” no se hizo acreedor a ninguna imputación por dirigir una red de saqueadores -ni nada que se le parezca- y lo más probable es que alcance una condena de pocos años.

Incluso si el muchacho se porta bien, es seguro que sus amigos de la Secretaría de Gobernación y de la Procuraduría General de la República (PGR) contribuyan a una temprana liberación en honor a los buenos modales que muestre en la cárcel.

Borge está detenido en Panamá desde el lunes 5 de junio, lo atraparon justo cuando intentaba abordar un avión con destino a París. Y no, no piensen que andaba de país en país como si huyera de la autoridad, simplemente quería ir de shopping para aprovechar las rebajas de tiendas exclusivas. Incluso días antes se había estado paseando en su lujoso yate, porque ¿quién lo buscaba a él?

¡Hasta se hizo el sorprendido cuando lo agarraron! Y explicó que apenas ese día se iba enterando de su expulsión del PRI, con todo y la actitud altanera que lo caracterizaba. Porque eso sí, como dice la frase popular “antes muerto que sencillo”.

Combate a la extradición y sí se puede, libertad

Lo único que sí sorprende del exgobernador es que el día de ayer compareció ante la Fiscalía de Panamá, lejos de la prepotencia y la vida de excesos que llevaba. Su defensa legal combatió la extradición a México y además de todo pidió que el “joven” llevara su proceso en libertad. ¿Otra cosita señor?, casi, casi tuvieron que preguntarle las autoridades.

No vaya a ser que al rato los ciudadanos de Quintana Roo tengan que pedirle perdón a este personaje: Borge, o mejor conocido como el nuevo rico, que celebró jugosos contratos y persiguió a decenas de personas que osaron a exigirle transparencia y legalidad en su gobierno… Entre ellos periodistas, políticos y defensores de derechos humanos.

Queda claro. Borge no es Duarte, pero no lo decimos porque no sea un desfalcador, un político que robó millones de las arcas del Gobierno o un prófugo de la justicia, sino porque su caso parece menor en comparación al del veracruzano. Parece, pero no lo es… y todo indica que gozará de privilegios y protección desde el momento en que ponga un pie en tierras mexicanas.

Instagram has returned invalid data.
Te recomendamos
Querían robarle; como no tenía dinero, la violaron frente a sus hijos
Violada... ¿por pobre?  Buenos Aires, Argentina.- Una mujer de 28 años fue víctima de una ...