Apelan para que chofer que atropelló a ciclista sea juzgado

José Juan de Anda POLÍTICA

 

La Procuraduría de Justicia capitalina apeló la resolución de la jueza del Tribunal Superior de Justicia que dejó en libertad al chofer del camión que mató a la ciclista Montserrat Paredes.

La joven murió el 17 de noviembre del año pasado, cuando circulaba sobre la avenida Paseo de la Reforma, a la altura del Bosque de Chapultepec y fue embestida por un camión del transporte público, que la atropelló y siguió su camino.

La semana pasada en una audiencia de lectura de sentencia, la juez Belem Bolaños argumentó que las pruebas en el proceso no fueron suficientes para demostrar que el imputado fuera responsable de dicho ilícito.

Ante la posibilidad de que el sujeto quedara en libertad sin cargos por la muerte de la joven el agente del Ministerio Público de la Unidad de Estrategias Procesales de la Fiscalía de Delitos No Graves, presentó un escrito de apelación ante la Unidad de Gestión Judicial número cinco, para vuelvan a valorar las pruebas ofrecidas.

En el primero juicio, Bolaños señaló que el trabajo de investigación de los policías Alberto Andrés Paredes y Pablo Robles Mendoza fue deficiente, pues no aportaron elementos en contra del chofer.

La jueza también señaló que los investigadores nunca lograron ubicar a los pasajeros que viajaban a bordo del camión y que eran testigos presenciales de los hechos. Estas personas nunca fueron citadas a las audiencias y concretar las pruebas.

Los responsables de la investigación sólo presentaron una bitácora sobre las horas de trabajo del camión, que no tenía ni fecha, ni hora tampoco realizaron peritajes en grafoscopía para sostener que la firma del chofer en esa bitácora era la firma del imputado.

De acuerdo con el expediente, alrededor de las 18:00 horas de ese día, la víctima circulaba a bordo de la bicicleta por Reforma, cuando el camión golpeó el manubrio de la bicicleta y la tiró; al caer fue atropellada por la misma unidad.

La procuraduría capitalina, en coordinación con la Secretaría de Movilidad (SEMOVI), ubicó al chofer, quien junto con el vehículo de transporte público fue asegurado por elementos de la Policía de Investigación (PDI) y puesto a disposición del agente del Ministerio Público.

El Ministerio Público consideró que el imputado violó el deber de cuidado que tenía que tener mientras conducía el camión. De esta manera hubiera evitado golpear la bicicleta de en la que viajaba la joven.

Sin embargo, a la hora de armar el caso no pudo demostrar los hechos, por lo que el caso se prolongará a fin de que se no se le dé carpetazo.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Piden poner otro impuesto a bebidas azucaradas
  La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió hoy a los países del mundo ...