Cambia Jalisco birria por cortes de rana

admin México

 

Los jaliscienses cambiaron la birria de chivo por cortes de carne de rana. Ahora, 90% de esa carne que se produce en la entidad se comercializa en los mercados…y no es suficiente.

Este alimento es color blanco, muy parecida a la del pescado. Es magra, sin colesterol y muy fácil de digerir;  una porción de cien gramos brinda nutrientes importantes, incluyendo los diez aminoácidos esenciales para el ser humano.

Los jaliscienses la cocinan en caldo, al mojo de ajo, empanizada, a la diabla, asada, a las brasas y hasta en caldo. Prácticamente, se cocinan como cualquier otro tipo de carne.

Y han alcanzado tal popularidad en la entidad que casi todo lo que se produce se consume allí mismo.

En entrevista con El Insurgente, Rubén Ruiz Medina, biólogo especialista en esta especie de la Secretaría de Desarrollo Rural de Jalisco (SEDER), explicó que hace dos años nueve de cada 10 kilos que se producían se mandaban a Estados Unidos, pero las cifras se invirtieron.

Foto: Especial

 “Ahora el 90% es para consumo en el estado de Jalisco, debido a la promoción y difusión que se le ha dado sobre las propiedades y beneficios del consumo de la carne de rana”, detalló el funcionario.

La demanda va al alza a pesar de que los precios no son tan bajos. En la entidad un kilo se compra en 200 pesos, cuando el costo de la carne de res es de alrededor de 75 pesos el kilo; mientras que las gallinas, criadas en Jalisco, valen 40 pesos la unidad en el mercado nuevo de San Juan. .

El resto de la producción de rana que se crían en las granjas se envía a Estados Unidos, Francia, Indonesia y China.

Este año planean exportar 10% de la producción, pero como no creen que alcancen a cubrir la demanda, ya están pidiendo a los granjeros de Michoacán que los apoyen para cumplir con los compromisos.

Y es que el comercio con Estados Unidos no se ha modificado, ni siquiera con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

“A pesar de todos los cambios que ha habido en el comercio exterior, en lo que se refiere a la exportación no hemos tenido ningún problema para llevar la carne de México a Estados Unidos”, señaló.

A nivel nacional, Jalisco ocupa el tercer lugar en producción de carne de rana, detrás de Michoacán y el Estado de Mexico.

Las tres entidades exportan las ranas vivas, en la mayoría de los casos, ya que no todas se consumen; una parte se utiliza para investigación en escuelas y laboratorios, y otras sirven para iniciar granjas en otros países.

Abrir una granja de ranas es algo muy sencillo. El biólogo dijo que para abrir una granja de ranas se requieren conocimientos sobre sus cuidados, un terreno de 350 a 400 metros cuadrados, agua y el dinero para producir.

Indicó que hay exigencias técnicas ineludibles para hacer rentable la ranicultura, como el tamaño de las instalaciones que requieren de espacios cerrados de hasta 400 metros cuadrados para generar el entorno propicio para la crianza, que requiere de condiciones controlada de humedad, temperatura, iluminación y calidad del agua.

Además, las ranas necesitan una alimentación específica dependiendo de su edad, desde su fase de renacuajos hasta su etapa adulta en la que se le suministra alimento balanceado, que puede incluir un insecto conocido como tenebrio.

Para la producción de dos toneladas por año, se requiere una inversión de 400 mil pesos, pero él sugiere una inversión de un millón de pesos para tener una granja con una capacidad anual de diez toneladas de carne.

“La ranicultura en Jalisco al igual que en otros estados, es un negocio rentable y es una actividad que puede realizar desde niños, personas mayores, grupos de mujeres, ya que es una actividad que no es muy pesada y que se puede hacer en el campo o en pequeños lugares  ya que se requiere de 350 a 400 metros y se necesita un consumo mínimo de agua”, dijo.

Añadió que la ranicultura es un negocio rentable, pues antes de iniciar con una granja ya se tiene garantizada la venta de la producción.

“El gobierno del estado a través de la Secretaría de Desarrollo Rural, le apostado a la ranicultura, lo que ha sido una de las claves para que esto se desarrolle”, aseveró.

Desde hace 15 años se inició este tipo de negocio en la entidad y en la actualidad se tienen 25 granjas en 18 municipios del estado y este año se esperan abrir tres más para llegar a una producción de 50 toneladas.  En 2016 la producción estimada fue de 25 toneladas.

 

Related Post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *