Carlos Slim comenzó a vender camionetas chinas en México

Redacción NEGOCIOS

Los autos chinos fabricados por Carlos Slim ya comenzaron a venderse en México.

El lunes por la noche, la empresa de automóviles JAC Motors presentó los modelos de camionetas que serán ensamblada en el país en asociación con Giant Motors, la compañía en la que el magnate es socio mayoritario.

“Es un voto de confianza en el talento del sector automotor, así como de la competitividad de Giant Motors en las armadoras del país a nivel global”, dijo el director general de la automotriz, Elías Masssri.

La empresa fabricará los modelos SEI2 y SEI3, camionetas pensadas para los jóvenes que buscan adquirir su primer automóvil.

El costo de la SEI2 es de 259 mil pesos, mientras que el precio del otro modelo oscila 279 mil pesos y 299 mil pesos, dependiendo de la versión que se trate: manual o automático.

Las primeras versiones se fabricarán con autopartes asiáticas, aunque el plan a mediano plazo es fabricar también todos los componentes en México.

Los vehículos están enfocados al mercado mexicano, aunque también se exportarán a América del Sur.

De esta manera, las ensambladoras miran hacia el mercado latino mientras las armadoras estadounidenses se han visto amenazadas por las políticas del presidente Donald Trump.

Con esta inversión, China también se posiciona como uno de los principales socios comerciales de México, ante la incertidumbre que existe por la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que se negociará en los próximos meses.

¿Quién es JAC Motors?

 La compañía china Anhui Jianghuai Automobile (JAC Motors) es la firma más reconocida del gigante asiático, ya que produce más de un millón de vehículos al año.

Además tiene presencia en 120 países del mundo y comercia con Rusia, Brasil y Medio Oriente, sus socios de economías emergentes.

Sin embargo, llego a México en 2007 y desde entonces ya planeaba la expansión de sus productos

Este año abrió la primera planta de ensamble en Ciudad Sahagún, Hidalgo, donde fabricarán las dos camionetas que presentaron el lunes por la noche. El plan a mediano plazo es el desarrollo, fabricación y venta de autos eléctricos hechos en México.

La planta tuvo una inversión de cuatro mil 400 millones de pesos, además de la apertura de sucursales automotrices en Puebla, Aguascalientes, Jalisco, Yucatán y Chihuahua.

La planta comenzará produciendo 11 mil vehículos al año y que más adelante se alcanzará los 40 mil anuales, destinados en un principio al mercado mexicano.

No es una cantidad elevada para el séptimo productor de automóviles y el cuarto exportado mundial, pero representa algo en el momento en que la industria necesita abrirse a otros mercados ante el escenario hostil en Estados Unidos.

Con información de BBC

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Candidatos 2018: échense ese trompo a la uña
La honestidad es la mejor política. Benjamin Franklin Que aquellos candidatos que hagan propuestas incumplibles ...