El escalofriante caso del “monstruo de Ecatepec”: desmembraba a sus víctimas y vendía sus huesos [VIDEO]

Redacción Destacadas México

El caso de Juan Carlos N, presunto asesino serial apodado como el “Monstruo de Ecatepec”, habría comenzado sus crímenes en el 2012.

De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, el ahora detenido se dedicó a cazar a sus víctimas junto con su pareja, llamada Patricia, durante seis largos años. Cuando fue detenido confesó el homicidio de 20 mujeres, pero los investigadores especulan que podrían ser más.

Patricia vendía ropa usada, queso y esquites, un alimento preparado con granos de maíz. Juan Carlos, de 38 años de edad, comerciaba con perfumes, ropa y teléfonos móviles. Con esta actividad se acercaban a las chicas, las citaban en su casa -ubicada en Jardines de Morelos-, las asesinaban y sus cuerpos eran desmembrados.

El hombre confesó que vendía sus huesos a una persona que no ha sido identificada. Otros restos eran depositados en un terreno baldío cerca de su casa y algunos más los depositaba en cubetas, bolsas de plástico y un refrigerador.

En caso de que su delito sea comprobado, Juan Carlos será el mayor asesino en serie de la historia de México. Superaría a Juana Barraza Samperio, conocida como “La Mataviejitas”, que cometió 16 homicidios.

Según la Fiscalía General, cuando Juan Carlos cometía los asesinatos, le ordenaba a su esposa que se llevará a sus hijos a alguna otra habitación para que no pudieran ver. Además, los niños tenían prohibido abrir el refrigerador, donde almacenaba los cuerpos.

Además de vender perfumes y teléfonos móviles, el acusado recogía latas de aluminio y botellas de plástico para venderlas, lo también le sirvió para deshacerse de los restos humanos.

Desde hace meses los vecinos de Jardines de Morelos habían denunciado la desaparición de varias mujeres, entre ellas algunas adolescentes. En varios casos existía el mismo patrón; es decir, las víctimas se extraviaron en la zona donde Juan Carlos vivía y sus familias cuentan que, antes de desaparecer, dijeron que comprarían ropa o bisutería.

¿Cómo hicieron para dar con los sospechosos?

Los policías que investigaban la desaparición de tres mujeres, una de ellas junto con su hija de 2 meses de edad, encontraron que las víctimas se habían reunido con Patricia. Revisaron la lista de llamadas desde sus teléfonos celulares y descubrieron que las tres habían estado en la casa de la pareja horas antes de ser reportadas como desaparecidas.

Tras darse cuenta de esto, los investigadores vigilaron la casa durante varios días, para conocer los hábitos de Juan Carlos y Patricia.

El pasado 4 de octubre la pareja salió de la casa con una carriola y algunas bolsas de plástico. Los policías se acercaron y descubrieron que, en realidad, lo que llevaban eran restos humanos.

Al revisar la vivienda encontraron cubetas, cajas de cartón y bolsas con más restos. Lo mismo ocurrió en otra casa a donde la pareja pretendía mudarse.

Filtran video de su confesión

Tras ser detenido, Juan Carlos confesó que asesinaba mujeres como venganza porque cuando era niño su madre le obligaba a vestirse como mujer. Un video que se difunde en redes sociales muestra parte del interrogatorio, donde el detenido dice que suele tener “visiones” y que escucha una voz que a veces no le deja dormir.

También habla de un profundo odio a las mujeres y menciona el episodio en que una expareja lo abandonó. “Si yo no fui feliz, nadie lo va a ser”, insiste.

Finalmente confiesa: “Si salgo de ésta, de una vez le digo a los patrones -y señala a los agentes que atestiguan el interrogatorio- voy a seguir matando mujeres”.

 

Los análisis psicológicos revelan que el probable homicida padece un trastorno mental de tipo psicótico y alteraciones de personalidad; su esposa tiene retraso mental desde su nacimiento, así como delirio inducido probablemente por su pareja.

Sin embargo, ambos tienen la capacidad de distinguir entre el bien y el mal, por lo que se considera que legalmente son responsables de sus actos.

Los dos están encarcelados en el Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Ecatepec, conocido como el penal de Chiconautla. Formalmente su juicio empieza este jueves.

Con información de BBC.

Mantente informado en Twitter, síguenos en @insurgentehoy.