El cigarro deja “huellas arqueológicas” en las células (aunque dejes de fumar)

Foto: Muy Interesante

Científicos descubrieron que fumar causa “una huella arqueológica en las células”, es decir, los daños son permanentes aunque una persona deje los cigarros.

Por ejemplo, un individuo que fuma 20 cigarros al día puede sufrir en promedio, 150 mutaciones anuales en cada una de las células que conforman un pulmón.

Los estudios arrojaron que las modificaciones son permanentes y persisten, incluso si la persona ha dejado de fumar.

Los científicos esperan que estos análisis del ADN de los tumores y la metodología los ayuden a comprender algunos tipos de cáncer.

En 2013 la paciente Pamela Pugh fue diagnosticada con cáncer de pulmón, la mujer de 69 años empezó a fumar a los 17 años y dejó de hacerlo a los 50.

“Pese a que no he fumado desde hace mucho tiempo, sufro las consecuencias de haberlo hecho”

Un artículo publicado por la revista Science reveló el vínculo directo entre el número de cigarros que una persona fuma en su vida y la cantidad de mutaciones que aparecen en el ADN de los tumores.

Fumar un paquete de cigarros diario tiene los siguientes efectos:

  • 150 mutaciones anuales en cada célula del pulmón
  • 97 en la laringe
  • 23 en la boca
  • 18 en la vejiga
  • 6 en el hígado

“Mientras más mutaciones hay, más posibilidades se tienen de que estos cambios ocurran en genes fundamentales llamados los genes del cáncer, que son los que convierten una célula normal en una cancerosa” dijo Mike Stratton, uno de los autores del estudio.

Los investigadores también encontraron la huella de los químicos que contienen los cigarros, en los pulmones. Al menos 60 de esas sustancias son cancerígenas.

 

Con información de  BBC Mundo.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *