Close the door

admin COLUMNISTAS

 

 

Los mensajes dejan de serlo cuando nadie puede leerlos.
Gregory Bateson

 

Si apenas un saludo en inglés del lado mexicano y su repetición en español del lado estadounidense, en ambos casos mal pronunciados los idiomas, la versión polo a polo del alambre de los teléfonos rojos de Los Pinos y la Casa Blanca, el viernes último, tiene la estructura de una falsedad.

La dramatización hablada dice que tropas de Estados Unidos serían enviadas a México a suplir las tareas de disuasión y persecución de los hombres malos del país, cuando Pretty bad men –como habría dicho Trump-, hay en todos lados de México, no sólo del lado de las bandas que trasiegan drogas.

La amenaza de invasión a México, aún con vida Pacho Villa –el único mexicano que ha invadido Estados Unidos- y Emiliano Zapata –que no invadió junto a Villa EEUU, porque no recibió la carta invitación a tiempo, y ni la leyó-,prendió los focos rojos del interés nacional y el apresuramiento por desmentir la versión mostró la fragilidad de la cosa gubernativa, con un spin comunicacional y político errático: -Trump ni humilló ni le levantó la voz al presidente Peña, suscribió el vocero de Los Pinos, dando valor a los niveles de poder de uno y otro.

No son pocas las ocasiones que desde el poder gubernativo se usa a periodistas honestos, como Dolia Estévez en el caso que nos ocupa, para el envío de mensajes hacia otros países, con la intención de advertir, presionar o en el menor –no mejor- de los casos, ensanchar los cauces de negociación. Aunque la estructura de la especie desvela puntos falaces, el contenido de la conversación del lado estadounidense no dice mentira alguna. Todos saben que la asignatura del combate al narcotráfico y otras delincuencias, aún está pendiente a 10 años de inicia la guerra contra el narcotráfico.

Ante el mal inglés y el mal español de ambas magistraturas, al otro lado del alambre debieron no sólo traducirselos buenos días, sino tomar notas de los argumentos y grabar la conversación para hacer la versión estenográfica, auricular abierto, y de ser necesario, instrumento de poder, filtrarla a los medios.

Sin embargo, la nueva amenaza de Trump, cumplido todas sus ofertas de campaña en tan sólo 10 días de gestión, debe servir al gobierno de México, a los 300 mexicanos que toman las grandes decisiones del país en todos los ámbitos, y al mismo pueblo de México -limitado éste a recibir informaciones sesgadas de los medios de comunicación, principalmente radio y televisión-, a reconocer públicamente que el muro fronterizo existe desde hace lustros y que la expulsión de mexicanos es cosa de todos los días, todos los años.

Puesta de esa forma las cartas sobre la mesa para empezar a jugar o negociar, según sea el caso, Estados Unidos funda sus temores de que vía México se podría trasegar terroristas musulmanes hacia Estados Unidos.

Empero, el impopular candidato que fue y el popular jefe de la Casa Blanca que es en el mundo, debe saber que Estados Unidos ha invadido México con otras tropas, tiempo ha, como los 54 agentes de la Drug Enforcement Administration [ACD, por sus siglas en español], además de los de la CIA, en Paseo de la Reforma 265 de la Ciudad de México, y nadie dijo algo ni lo evitó.

 

letraschiquitas.- Reconocido más por la barbacoa de borrego estilo Hidalgo, de donde es originario, el senadorIsidro Pedraza, del PRD,  inaugurará el congreso general de las Organizaciones de la Sociedad Civil… de Morelos, el sábado venidero. El acto político huele a ‘destapamiento’ de oootra candidatura, sea ciudadana, seaindependiente***. Horas atrás, Antonio Sandoval, presidente de la Fundación Don Bosco, utilizó la Catedral de Cuernavaca para fortalecer su candidatura ciudadana o independiente, sin ser criticado en medios afines a Graco Ramírez, como cuando Cuauhtémoc Blanco se instaló ahí, en huelga de comida, lo que revela origen y rumbo***. Si ya habló con Ivonne Ortega y René Bejarano, si inició acercamientos con Cuauhtémoc Blanco y su equipo compacto lo promueve como candidato de MORENA, el rector de la Universidad de Morelos, Alejandro Vera, lo que busca es “no administrar el infierno”, es decir, ser gobernador, ni ya no “boicotear las elecciones” junto a Javier Sicilia, sino protegerse de las acusaciones de por lo menos indisciplina financiera en el gasto de los presupuestos federal y estatal. Palacio de Gobierno cree que, si no pudo contra Blanco, sí podrá contra Vera, camino a 2018.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Defenderé soberanía y dignidad de mexicanos en negociación con EU: Peña
El presidente Enrique Peña Nieto exigió respeto a Estados Unidos y aseguró que defenderá invariablemente ...