Como el obispo, Vinicio Limón reunió a los gubernamentables

El líder de la CTM está apostando por una bandera distinta a los partidos para gobernar Morelos y su asociación, que agrupa a los trabajadores, puede resultar un contrincante muy peligroso en la contienda electoral del próximo año

 

El ajedrez es prueba de inteligencia.

Johann Wolfgang Von Goethe

 

Esta vez no fue en restorán, sino en la calle. Encuentro de 1 de mayo de gubernamentables de Morelos. Sin el obispo de Cuernavaca, pero con Vinicio Limón, el gubernamentable de Morelos que podría dejar al PRI sin la CTM, el poderoso sector obrero que es aún una máquina industrial de votos, si no le dan cartas ni juego.

La marcha de protesta que no fue –para qué una catarsis colectiva sin beneficios al bolsillo, pero sobre todo para darle una importancia que no tiene ya el jefe de Palacio de Gobierno-, contó con unos gubernamentables de MORENA, PAN, PRD y PRI, formados en orden alfabético.

“¿Hay gobernador en Morelos? Yo conozco uno, que es presidente de la Conago, pero no gobernador del estado”, respondió El Tigre al reportero que quería una crítica contra Graco Ramírez, y la obtuvo mejor, aunque salió limpiecito de la marcha del Día del Trabajo, precisamente porque ha abandonado el deber y la importancia ha venido a menos, a casi nada.

El acto político temático, que trascendió hacia lo eminentemente electoral, sirvió para que la clase trabajadora exigiera mejora salarial, como parte de las condiciones laborales, pero también que las políticas públicas se apliquen en beneficio de todos, y no de unos cuantos. En declaraciones, se hizo pasar a Morelos como un gran mercado de todo, donde todo está a la venta, como en los saldos de los tianguis, porque nadie quiere invertir ante el clima de violencia e inseguridad. Incluso, puso el dedo en la llaga Vinicio Limón, al confirmar que empresarios de Morelos se han ido a vivir fuera de Morelos por temor a ser víctimas de extorsión, secuestro y asesinato.

La intención de Vinicio de congregar entre el mercado de votos a siglas y prospectos, enviando un mensaje de que el voto corporativo quedó atrás y que el voto en libertad de los trabajadores abona a la modernidad política del voto libre, es demostrar que dentro de la diversidad hayunidad.

Transformando Morelos se llama su organización paralela, personal, a la que se han unido no sólo sindicatos, sino los barones del dinero. Como personal, será que deje al PRI sin la Central de Trabajadores de México en el concurso electoral del domingo 3 de junio de 2018. La fuerza motriz de los obreros y trabajadores, sus patrones unidos, son capaces de fraccionar cualquier votación, o enderezarla, como la del año próximo.

Por eso Vinicio mostró sus cartas credenciales, siendo el único del país que está en esa posición, no de indisciplina, sino de valentía. Fue al mercado a vender, sin comprar nada. Los resultados de una encuesta telefónica robótica lo hacen a él, junto a su Transformando Morelos y sus miles de afiliados de empleados y patrones de las factorías estatales, el número 2 hacia 2018, con nombre y apellidos, con o sin acrónimo partidista. Interesante la ecuación que, sin duda, no debe ser desestimada por nadie.

De seguirse midiendo entre gubernamentables, y con esa unidad dentro de la diversidad reconocer al idóneo por viable para la gubernatura de Morelos, quienquiera que sea, mejores tiempos vienen a Morelos, porque ahora sí, estaríamos ante un escenario gubernativo de inclusión, es decir, donde todas las ideologías quepan en un régimen de servicio a la sociedad. Los teóricos le llaman cogobernar y definen a esa pluralidad como cohabitación política. ¿Cuándo Morelos ha estado así? Nunca. Bueno, ni los términos lingüísticos eran conocidos. Tal es elnivel de crecimiento y el crecimiento del nivel político.

A eso fue Vinicio Limón al mercado de miles de votos que representan los obreros y sus amas de casa, campesinos, comerciantes, estudiantes, intelectuales, académicos y políticos variopintos: a vender, no a comprar. No caminaron calles, sino proyecto. Esa es la ruta para tomar Palacio de Gobierno en pocos meses, mediante el efectivo sufragio efectivo.

 

LETRAS CHIQUITAS. No sólo de la existencia de un contrato millonario consignó homopolíticus antes que nadie, sino de la existencia de una mica electoral obtenida de manera fraudulenta, lo que ya confirmó la autoridad judicial en materia electoral. Sus propios excesos y todo por dinero, hará delincuente a Cuauhtémoc Blanco –igual que cuando robó bajo intoxicación etílica una cubeta a un trapeador a una trabajadora de limpieza- y su caso parece legalmente insostenible. Políticamente podrá ser usado nuevamente, aunque en otro ámbito. No sólo podría perder el cargo de presidente municipal de Cuernavaca, sino hasta la libertad.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *