Como es arriba es abajo: átomos y gravedad

Giovanni Sades Así son las cosas COLUMNISTAS Columnistas Invitados

-¿De qué estás hecho?
-De carne y hueso.
-No, busca más adentro, ¿de qué estás hecho?
-¡De sentimientos!
-No. Los sentimientos no son materia. Piensa bien: ¿de qué estás hecho?
-De órganos y tejidos.
-¿Y qué forma a los órganos y tejidos?
-Las células y las moléculas.
-Bien, las cuales a su vez se forman de…
-¡Átomos!
 
Solo átomos
 
Las personas somos un enorme conjunto organizado de átomos. Toma un poco de carbono, algo de hidrógeno, un tanto de nitrógeno, otro de oxígeno, condimenta con pizcas de decenas de otros elementos, licúa bien, hornea por nueve meses, y has creado un nuevo ser humano. ¡Es facilísimo! De acuerdo: la fórmula completa es un poco más compleja, pero al ver las tácticas elusivas de mi suegra al compartir sus recetas de familia, he aprendido a sobresimplificar un poco las cosas. Después de todo, no queremos que cualquiera aprenda a fabricar personas por allí.
 
La realidad es que, en efecto, somos un conjunto de átomos bien estructurados, al igual que nuestros padres, nuestros amigos, nuestro vecino y nuestra pareja. También lo son nuestro perro, la planta que decora nuestra sala, nuestros zapatos, y el dispositivo en el que leemos estas líneas. Todo está hecho de átomos, en distintas proporciones y con distintas estructuras, pero solo átomos.
 
Dos ingredientes básicos
 
Haciendo las cosas sencillas, el universo primigenio contaba únicamente con dos elementos: mucho hidrógeno (el elemento más simple de todos) y un poco de helio (el segundo elemento más simple). En el espacio, los átomos se acercaron unos a otros por efecto de la gravedad, formando primero nubes enormes de gas que al compactarse lo suficiente dieron lugar a las estrellas.
 
La alquimia verdadera
 
Los alquimistas buscaban desesperadamente métodos para transformar un elemento en otro más valioso, lo cual en principio sonaba como un negocio lucrativo y redituable. Nunca lo lograron. Hoy sabemos que de hecho tal tarea es imposible de conseguir en un taller sin importar cuán equipado esté con muchas velas, documentos escritos en clave y un montón de libros misteriosos. Sin embargo, la transmutación de los elementos no solo posible, sino que sucede todo el tiempo.
 
Las estrellas, en sus núcleos, desarrollan poderosas reacciones de fusión nuclear convirtiendo hidrógeno en helio y de paso generando abundante energía en el proceso. Dependiendo de su tamaño, cuando la estrella madura, puede comenzar la transformación de helio en carbono, e incluso puede más adelante crear elementos más pesados, hasta llegar al hierro. Los átomos de los elementos básicos para la vida, el nitrógeno, oxígeno y carbono, fueron creados en el núcleo de una estrella a partir de hidrógeno, helio y gravedad. Ni más, ni menos.
 
Muerte con causa
 
Las estrellas no son eternas, y pese a ser longevas su vida eventualmente termina. Si bien las más pequeñas tienen una muerte lenta y un tanto aburrida, las más grandes finalizan su existencia de manera espectacular, con una violentísima explosión que no solo las desintegra casi por completo, sino que además rompe la estructura de muchos de los átomos que son arrojados al explotar, los cuales se recomponen para formar el resto de los elementos existentes. El oro, la plata, el platino y el plomo, junto con muchos otros elementos, son producto de la espectacular muerte de una estrella gigante a través de una explosión súper nova. De hecho, la mayor parte de los átomos que forman nuestro planeta y todo lo que se encuentra en él, fueron creados miles de millones de años atrás adentro de una estrella, o a consecuencia de su muerte explosiva.
 
Así que como en este punto puede resultar claro, cada uno de nosotros guarda una relación estrecha con el cosmos. Las estrellas no solo decoran la bóveda nocturna con puntitos que podemos unir para formar figuras únicamente concebibles por los antiguos con sobrado tiempo libre, sino que además son, literalmente, la causa de nuestra existencia. Todos y todo cuanto nos rodea, nos originamos de cierta forma en el centro de las viejas estrellas.
 
Mantente informado en Twitter, síguenos en @insurgentehoy

Instagram has returned invalid data.
Te recomendamos
Lo que dejó el primer debate por la Jefatura de Gobierno de la CDMX
En punto de las 19:30 horas de este miércoles arrancó el primer debate entre los ...