Confirmado: la permanencia de La Jornada pende de un hilo

Redacción POLÍTICA

Como El Insurgente lo adelantó hace casi dos meses, el diario La Jornada entró en una fuerte crisis económica que pone en juego la continuidad de esa publicación. En el número de este día, su editorial -titulado “La Jornada: por su futuro”- está dedicado a exponer el tema, según se puede leer en su propio impreso:

“En días recientes la empresa Demos SA de CV, editora de este diario, comunicó a la comunidad de sus trabajadores la impostergable necesidad de ajustar el contrato colectivo de trabajo a fin de dar viabilidad a la organización y a su producto informativo en las circunstancias actuales, caracterizadas por una crisis generalizada del periodismo impreso, una difícil e incierta situación económica nacional y una distorsión en las finanzas de la propia Demos que ha llevado a destinar más de 90 por ciento de sus ingresos al pago de salarios y prestaciones.
Como es del dominio público, desde su fundación, hace 32 años, La Jornada ha tenido, como uno de sus ejes fundamentales, la determinación de otorgar a su personal las mejores condiciones salariales posibles, así como un alto nivel de prestaciones, incluso a costa de no repartir utilidades a sus accionistas y de sacrificar oportunidades de crecimiento.
Hoy ya no es el crecimiento, sino la viabilidad misma de la empresa y del periódico lo que está en juego”.

Te puede interesar: En quiebra, el último diario de izquierda de México

División interna

La tensión interna alrededor de este tema se ha evidenciado, además, en otros medios de comunicación. Al menos así se consignó en la entrevista que ofreció Judith Calderón, secretaria general del Sindicato Independiente de Trabajadores de La Jornada,esta mañana en el noticiario de Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula.

Calderón afirmó que el sindicato ha sido marginado de las decisiones que se han tomado en la administración de Carmen Lira, directora de ese periódico. En esta quincena se evidenció, por ejemplo, que se disminuyeron al 50 por ciento los salarios de los trabajadores.

“El sindicato exige que se cumplan al 100 por ciento con las prestaciones, ya que no se puede bajar los ingresos a través de una decisión unilateral como ocurrió esta vez”, denunció Calderón.

Añadió que también buscarán que se reduzcan los sueldos de los directivos –un director de La Jornada gana alrededor de 100 mil pesos al mes– así como dejar de pagar comisiones de ventas a los reporteros y que salgan las empresas externas de la administración del periódico.

En medio de esta llamada de desesperación, el editorial del día de ese diario deja ver su posición frente al sindicato, como se lee en su espacio de la edición de este 16 de enero:

“Se ha hecho indispensable, por ello, formular al Sindicato Independiente de Trabajadores de La Jornada (Sitrajor) una propuesta para ajustar la totalidad de las percepciones y prestaciones a lo que establece la Ley Federal del Trabajo, manteniendo los mismos niveles salariales.
La empresa no sólo busca, con ello, preservar el periódico, su independencia y su línea editorial, que resulta particularmente necesaria en el momento actual de México, sino también la totalidad de las fuentes de trabajo, de las que dependen alrededor de 500 familias.
En el espíritu de La Jornada no ha estado, ni estará, la fórmula de los despidos masivos como vía para superar, las dificultades financieras, y sí la mejor disposición de llegar a acuerdos con la comunidad de trabajadores en general y del Sitrajor en particular”.

 

One Comment

  1. Pingback:Prosigue la crisis de La Jornada. Su versión potosina suspende el impreso – El Insurgente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Ivonne Ortega buscará candidatura presidencial del PRI
Foto: Cuartoscuro | Archivo  Ivonne Ortega anunció que el pasado viernes solicitó licencia a la ...