Contaminación ambiental provoca asma

Redacción TENDENCIAS

La contaminación es la causa de 40% de los casos de asma, la mitad de la conjuntivitis y 20% de infecciones en el oído, señaló un estudio elaborado por la Secretaría de Salud, sobre las afectaciones de las contingencias ambientales.

El informe contiene los resultados preliminares del monitoreo realizado durante 2016, cuando se tuvieron 10 contingencias ambientales.

Los monitoreos se realizaron en las 200 unidades centinelas que tiene la dependencia en el Valle de México, donde se analizaron los impactos de la contaminación en la salud de los habitantes de la región.

Cuitláhuac Ruiz Matus, director de Epidemiología de la Ssa, explicó en entrevista con el diario Reforma, que se encuentra en construcción un indicador en materia de infecciones en las vías respiratorias.

El monitoreo, señaló, no arroja información sobre muertes atribuibles a la contaminación atmosférica.

Sin embargo, la conjuntivitis se asocia principalmente a los altos niveles de ozono, mientras que la otitis, o infecciones en el oído, se generan por la contaminación en general.

La Dirección de Epidemiología propuso el monitoreo mediante las unidades centinela ante la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) luego de la cuarta contingencia registrada el año pasado.

El objetivo del monitoreo fue determinar los casos de cuatro enfermedades atribuibles a la contaminación y para ello se consideraron como unidades de monitoreo hospitales o centros de salud ubicados en un radio de tres kilómetros a la redonda de una estación de monitoreo atmosférico.

Si un paciente acude a consulta en una de esas unidades y presenta conjuntivitis, asma, otitis media o infecciones respiratorias en un periodo de contingencia, o cuando se reportan altos niveles de contaminación atmosférica, su caso es reportado y se registra como parte de la vigilancia epidemiológica.

El análisis se centró en el Valle de México, indicó Ruiz Matus, debido a que son las estaciones de monitoreo más confiables.

“El año pasado hubo 10 contingencias por ozono, las tenemos mapeadas y eso nos permite, mediante técnicas de regresión lineal, encontrar cuál es el riesgo atribuible. La vigilancia epidemiológica no es contar casos, es analizar información y atribuir riesgos y por tanto siempre se hace basada en evidencia científica”, apuntó.

 

Related Post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *