Diabetes y tuberculosis, la combinación mortal para los mexicanos

admin TENDENCIAS

Alrededor de 6.5 millones de personas fueron diagnosticadas con diabetes, la otra mitad no sabe que tienen esta enfermedad. Pero todas ellas tienen hasta ocho veces más riesgo de contagiarse de tuberculosis.

Este padecimiento ya no sólo es de los pobres. En lo últimos años se ha observado la diseminación entre los enfermos de diabetes, dice Luis Alfredo Ponce de León Garduño, encargado del Laboratorio Nacional para el Estudio de la Tuberculosis y Enfermedades emergentes del Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán.

“Es muy grave porque se juntan dos epidemias, por un lado se juntan las personas con diabetes, que somos el número 1  a nivel mundial, y por el otro lado tenemos una enfermedad infecciosa de difícil control que se transmite a través del aire y se vuelve mucho más común y frecuente de lo que pensamos”, explica el investigador en entrevista con El Insurgente.

En años recientes se hablaba de una posible erradicación de esta enfermedad, que en los años noventa se convirtió en un problema para México. Sin embargo, los datos demuestran lo contrario.

De acuerdo con Ponce de León, la enfermedad no se ha erradicado y nunca estuvimos cerca: cada año se registran entre 15 y 20 mil casos de tuberculosis en el país. No obstante, existen otros 15 a 20 mil casos que no se registran porque se requieren de métodos más específicos para poder detectar esta enfermedad en estos pacientes.

El boletín epidemiológico de la Secretaría de Salud indica que en lo que va de este año se han registrado dos mil 288 casos, cifra ligeramente superior al mismo periodo del 2016.

A pesar del número de casos, Ponce de León asegura que la enfermedad no es tan preocupante mientras no se descuide la atención a los pacientes con diabetes, pues el problema podría agravarse.

Tan solo el año pasado, la Secretaría de Salud reportó que 23% de los casos de tuberculosis registrados en el país se asocia con diabetes y menos 4% con el VIH.

Una enfermedad permanente

En el marco del Día Mundial de la Tuberculosis, el investigador del Instituto de Nutrición explica que esta enfermedad respiratoria se transmite por aire de una manera, relativamente, fácil.

El Bacilo de Kosch, responsable de la enfermedad, viaja a través del aire. “Y no podemos dejar de respirar, lo que dificulta más el control”, dice el médico.

Eso la convierte en un padecimiento potencialmente peligroso, debido a la facilidad con la que se transmite.

Los pacientes que tienen tuberculosis tienen una tos de más de dos semanas con flemas, presentan sudoración y fiebre —sobre todo por las noches— y pierden peso.

En este momento es cuando se puede diagnosticar y tratar la enfermedad, pero hay pacientes que la desarrollan después de muchos años de ser el portador del bacilo.

No obstante, Ponce de León asegura que todos los casos son tratables si se diagnostican a tiempo.

El problema, asegura, es cuando la tuberculosis es resistente a los antibióticos. Afortunadamente, sólo 3% de los casos presentan estas características, en la que más de la mitad de los pacientes mueren porque no existe tratamiento médico para atacar a este tipo de bacilo.

En el caso de la tuberculosis respiratoria no resistente, el médico señala que 95% de los casos atendidos sobreviven a la enfermedad si se apegan al tratamiento farmacológico de seis meses.

Por ello, ante la relación que existe entre diabetes y tuberculosis es necesario que los pacientes de diabetes tengan su padecimiento bajo control y a que aquellos con tos se les hagan análisis para detectar si son diabéticos.

“Si logramos que esta enfermedad se amolde a un sistema bidireccional donde se traten las cosas al mismo tiempo a nivel nacional vamos a lograr mucho. Si descuidamos es parte las tasas suban y los casos de tuberculosis van a aumentar”, concluye el médico.

 

 

Foto: Cuartoscuro | Archivo

Related Post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *