Diputados se repartirán 10 mil mdp a discreción en medio del recorte presupuestal

Los diputados federales tendrán un “guardadito” de 10 mil millones de pesos provenientes del Presupuesto 2017 que destinarán a obras en los municipios y estados que representan.

El diario Reforma dio a conocer que los recursos de esta bolsa se repartirán entre los 500 legisladores, es decir, cada uno de ellos recibirá 20 millones de pesos para financiar proyectos.

Estos recursos van etiquetados para obra pública. Sin embargo, ese dinero sirvió para que aparecieran los “moches”, una medida que adoptaron los diputados para entregar los recursos.

Los legisladores exigían a los presidentes municipales, y también a algunos gobernadores, que pagarán la nómina de su equipo de trabajo o que contrataran a cierta empresa para ejecutar la obra, todo esto a cambio de que el diputado diera recursos para construir infraestructura.

Los moches fueron un escándalo. Y hace tres semanas los senadores exigieron que se cortara de tajo la aprobación de estos recursos en el presupuesto.

Ernesto Cordero, senador por el PAN, advirtió que los diputados ya habían hecho este “guardadito” y se lo repartirían a discreción.

“No es su dinero; es el IEPS, el ISR, el IVA que todos los mexicanos, con todo esfuerzo y sacrificio, contribuyen. No se vale que se lo repartan groseramente por cuotas de partido y lo entreguen a cada diputado, como si tuvieran derecho a eso”, destacó Cordero.

Los senadores pidieron que esos recursos se reasignen a sectores que fueron afectados por el recorte, como salud, educación, programas sociales o mantenimiento a las carreteras, temas que impactan directamente a la ciudadanía.

A pesar de las protestas de sus compañeros de partido y la necesidad de recursos en otras áreas, fuentes en San Lázaro informaron al diario que ya existe un primer acuerdo entre los grupos parlamentarios para garantizar la existencia de este fondo, que es similar a lo autorizado el año pasado.

El guardadito de 10 mil millones de pesos proviene de los más de 51 mil millones de pesos que los diputados y Hacienda lograron obtener de manera adicional a lo que se había presupuestado para 2017 en el proyecto de la dependencia.

De esos 51 mil millones de pesos,  siete mil 442 los ejercerá Pemex, cuatro mil 314 serán al pago del servicio de la deuda, cinco mil 300 se irán a los estados y municipios, a través de participaciones y aportaciones y 430 millones irán a los fondos de estabilización.

Cordero denunció que quedaban 33 mil millones de pesos, aunque la bolsa solo es de 10 mil millones, por lo que los diputados tienen 23 mil millones de pesos restantes, que aún no se sabe en qué se gastarán.

 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *