¿Dónde queda el patriotismo después de la fiesta?

Redacción COLUMNISTAS

Septiembre siempre se ha visto como el mes más patriótico, comemos pozole y bebemos tequila como los “verdaderos mexicanos”, pero después del puente festivo… ¿dónde queda el patriotismo que desbordamos el 15 y 16 de septiembre?

En la propuesta simbólica de Johnson se promueve la idea de que la necesidad de una idea o sentimiento patriótico es por el bien y la supervivencia del grupo social al cual pertenecemos; cuánto tiempo más hemos de creer que el amor a la patria promueve los principios de justicia y hace notar nuestra buena actuación como ciudadanos.

El patriotismo mexicano, así como la historia que se nos cuenta en la primaria, nos revelan que no entendemos realmente el precio de ser mexicano; nacimos en un país en el cual su creación fue a partir de actos violentos por circunstancias que el indígena no entendía predispuestas por defender a un rey inexistente el cual no conocía; las reformas borbónicas fueron principal causa del movimiento de independencia, el cura Hidalgo pidió a los indígenas y campesinos luchar en contra de ellas y a favor del regreso de Fernado VII.

 

aguila

Crecimos en un país que tiene como imagen de su mejor presidente a uno de los mayores tiranos de la nación. Benito Juárez inició un programa de castellanización y su plan fue erradicar las lenguas indígenas, aunque él era zapoteco.

Vivimos en un país que usa como estandarte de lucha el rostro de aquel que estaba en contra del progreso, sin mencionar que también fue uno de los grandes asesinos de indígenas en nuestro país. Zapata trabajaba para los intereses de Torre y Mier, por lo que habría incendiado cosechas de caña con tal de subir el precio del azúcar que éste importaba de Cuba (Ayala Anguiano Armando. Zapata y las grandes mentiras de la Revolución Mexicana).

Septiembre, hoy más que nunca debería ser un mes de reflexión sobre la situación de nuestro país, se vive la peor crisis alimentaria en los últimos 50 años, este sexenio vivimos el mayor endeudamiento y el más rápido en nuestra historia, la migración ha aumentado por la violencia del país y el desempleo es el más alto de todos los tiempos. Este es el panorama del país y nuestro patriotismo quedó en un pozole y una marcha “antipeña”, en los insultos a la televisora más grande del país y en la resignación deportiva por su pésima participación en todos y cada uno de los eventos deportivos.

¿Lo estamos haciendo bien? O será que no todos vemos el mismo México.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
¡Por fin se confirmó! Roger Waters estará en el zócalo
  Por fin se confirmó que Roger Waters se presentará en el zócalo capitalino el ...