El Banco Mundial detrás del proyecto millonario de la Red Compartida

La Red Mayorista Compartida, el principal proyecto social que surgió de la reforma de telecomunicaciones y que requiere una inversión de unos siete mil 500 millones de dólares,  estará auspiciada por el Banco Mundial.

La Red Compartida, que quedó establecida como un mandato de la reforma de telecomunicaciones, obliga al gobierno federal a garantizar, mediante una asociación público-privada, la instalación de infraestructura que impulse el acceso efectivo de la población a servicios como la banda ancha, principalmente en las zonas de menos acceso.

Hace unos días, los consorcios Altan y Rivada respondieron a la convocatoria de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para presentar sus propuestas técnica y económica para el despliegue de esta red.

Altan, quien fue el primero en presentar sus propuestas, está constituido por diversas empresas, principalmente Morgan Stanley Infraestructure e International Finance Corporation, esta última parte del Banco Mundial.

Ambas compañías representan 60% del capital comprometido para el proyecto de la Red Compartida, informó el consorcio mediante un comunicado.

Entre las firmas que también conforman al grupo están Megacable y Axtel, pero sólo mediante una serie especial de acciones, sin tener derecho de voto y sin una influencia significativa en la administración, añade el documento.

De esta manera, la SCT estableció en las bases de licitación que para el despliegue de la red se debe garantizar una cobertura mínima de 85% de la población, aunque los participantes deberán ofrecer un rango adicional, ya que quien ofrezca más será el ganador.

El titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, dijo previamente que el principal reto de este proyecto será conectar a 58 millones de mexicanos, que representan 49% de la población, que hoy en día no tienen acceso a internet.

De acuerdo con el calendario de la SCT, la Red Compartida deberá iniciar operaciones a más tardar el 31 de marzo del 2018, con una cobertura de 25% de la población, y para el año 2023 se deberá alcanzar la población máxima propuesta por el consorcio ganador.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *