El CISEN lleva más de un año sin director

Anonimus COLUMNISTAS

Fuentes de alto nivel nos informan que Eugenio Ímaz Gispert, el hombre que controla la inteligencia en este país, tiene más de un año sin trabajar y que en las recientes reuniones de los miembros del gabinete ha sido tema de conversación recurrente. Hay preocupación.

Ímaz Gispert, nos comentan, está muy enfermo y aunque el cáncer que padece ha sido combatido por los mejores especialistas en México y Estados Unidos, la batalla lo debilita y lo aleja de sus obligaciones.

Dicen los que saben que él no desea quedarle mal a su amigo Miguel Ángel Osorio Chong, el secretario de Gobernación que lo tiene como su hombre de confianza al frente del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN).

Lo cierto es que dentro de la agencia de inteligencia cada vez es más frecuente el murmullo de la gente, que pregunta por el líder. Ese murmullo crece en gritos en algunas oficinas, pues son muchos meses, más de un año, que se le nota ausente.

Ímaz Gispert fue Coordinador de Asesores de Murillo Karam cuando fue subsecretario de Gobierno de la Segob (1999-2000) y primer secretario para Asuntos Comerciales de la Embajada de México en Canadá (2001). También fue Coordinador de Asesores del gobernador de Hidalgo, en 2005. Y sí, poco después, con Osorio Chong como gobernador de ese estado, fue Secretario de la Contraloría (2005-2009) y de Planeación y Desarrollo (2009-2011).

Dicen los que saben que no ha sido relevado de su cargo por ese nexo de amistad y confianza que lo une con Osorio Chong. Él tampoco quiere fallarle en el encargo, aunque la fuerza a veces no le alcanza. Lo intenta siempre.

“El Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) es un órgano de inteligencia civil al servicio del Estado Mexicano cuyo propósito es generar inteligencia estratégica, táctica y operativa que permita preservar la integridad, estabilidad y permanencia del Estado Mexicano, dar a la gobernabilidad y fortalecer al Estado de Derecho”, como oficialmente se describe el CISEN en su portal.

“El papel del CISEN consiste en alertar y proponer medidas de prevención, disuasión, contención y neutralización de riesgos y amenazas que pretendan vulnerar el territorio, la soberanía, al orden constitucional, las libertades e instituciones democráticas de la población mexicana, así como el desarrollo económico, social y político del país”.

Y ahí es donde los comentarios más vueltas dan. Los secretarios y subalternos preguntan: ¿Quién está a cargo de la inteligencia estratégica de este país? ¿Quién lanza las alertas? ¿Quién ayuda a neutralizar los riesgos?

Dicen los que saben que nadie lo hace y por eso vemos algunas de las horribles consecuencias en los noticiarios de la mañana y en las portadas de los diarios.

Related Post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *