El negocio de trata de latinas crece en cantinas y bares en Estados Unidos

José Juan de Anda POLÍTICA

Las personas víctimas trata de personas con fines de explotación sexual tienen un nuevo destino: las cantinas y bares enfocados en clientes latinos de diferentes ciudades de los Estados Unidos. Estos lugares son un negocio con grandes ganancias y bajo riesgo para los delincuentes, que se ha extendido también a México, alerta la organización Polaris.

En un estudio realizado entre 2007 y  2016 por Polaris, una de las principales organizaciones civiles en el mundo contra la trata de personas en todas sus modalidades, recabó información proporcionada por  mil 300 víctimas de trata provenientes de América Latina, en su mayoría con origen mexicano, a través de la línea de denuncias de la organización. Las denuncias por explotación en estos establecimientos fueron 201 casos, ocurridos en 20 estados de Estados Unidos y Puerto Rico.

Con base en las denuncias, el organismo social detalló que más de la mitad de las víctimas de trata sexual identificadas en estos bares y cantinas son mujeres menores de edad, engañadas por criminales que buscan proveer niñas y jóvenes a los clientes.

“Aisladas, con grandes deudas y sometidas de abusos verbales, físicos y sexuales (además de amenazas constantes contra ellas o sus familias) dichas víctimas alimentan una red con conexiones que apuntan a nuestro país y viceversa”, puntualiza el reporte.

Existen tres casos históricos sobre la explotación sexual y laboral que ocurrieron en Houston, Texas: el caso Modragón (2005), el caso Salazar (2005) y el caso Medeles (2013), con los cuales se pudo identificar el modelo de operación en las cantinas de esa ciudad.

En los tres casos, redes organizadas  dedicadas a la trata de personas, y bien identificadas por la organización, se encargaban del reclutamiento de las víctimas en México o Centroamérica hasta las operaciones del establecimiento comercial que servía de fachada.

Los tratantes también son originarios de esos países. Mientras que las  víctimas son mujeres entre los 14 y 29 años de edad. Y la clientela normalmente se limita a varones latinos.

El modus operando era obligar a las víctimas a coquetear con los clientes, invitarlos a beber alcohol a precios elevados y posteriormente acompañaran a los posibles compradores a las habitaciones del piso superior o a anexos contiguos o salieran a hoteles y departamentos cercanos para ofrecer servicios sexuales. Cualquier renuencia de las víctimas se trataba con amenazas violencia física y otras formas de abuso.

De acuerdo con el reporte, este modelo de trata es el que prevalece en Texas, pero no es exclusivo de ese estado. También se tienen registros en California, el área de Seattle, en Washington, y partes de Carolina del Norte y Florida, hasta en Nueva York y Nueva Jersey.

descarga

En estas ciudades la trata ocurre en bares y clubes nocturnos, aunque varía dependiendo de los reglamentos locales para los negocios y de las diferencias culturales que influyen en la forma en la que los clientes se enteran y frecuentan los establecimientos.

Estos tipos de lugares son diferentes de los table-dance norteamericanos, que son negocios legales, registrado y, en un primer momento, no tienen un fin sexual, aunque los desnudos y los bailes privados pueden ocurrir de manera oculta y en otras áreas de los establecimientos.

Estas redes advierten la colaboración de grupos de tratantes bien organizados que han recibido el apoyo de pandillas callejeras en los Estados Unidos como la MS-13 (Mara Salvatrucha) e incluso de miembros de cárteles dedicados a la venta y transportación ilegal de drogas.

En el caso específico de México, la red de tratantes del centro del país es la que opera en conjunto con estos negocios en Estados Unidos.

“Con indicios sólidos de recibir a muchas víctimas desde México a través de redes de tratantes organizadas por generaciones en estados de la República mexicana como Tlaxcala, en específico en el municipio de Tenancingo, aunque no es el único sitio”, se puntualiza en el reporte.

 

descarga-1

Colaboración con México

A través de un convenio con el Consejo Ciudadano, Polaris estableció una Línea Nacional contra la Trata de Personas y en casi un año de funcionamiento, recibieron 508 denuncias por trata de personas.

Hoy, ambas organizaciones darán a conocer los detalles de las denuncias recabadas desde el 30 de septiembre de 2015 al 31 de agosto de 2016, como que en 308 casos la nacionalidad de las víctimas  fue mexicana y 53 estadunidense hay 559 personas señaladas como traficantes.

El tipo de trata más de denunciado a través de ambas líneas telefónicas fue laboral con 248 casos, seguida de la sexual con 233.

Otro de los datos que aporta este informe de Polaris y el Consejo Ciudadano  es que en 310 casos la edad de la víctima fueron adultos y en 118 menores de edad, en 296 casos  el género de las víctimas fue femenino y el 185 masculino.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Las de Ocho de las ocho
  Hoy es lunes 3 de octubre de 2016. Esto es lo que necesitas saber ...