El PRD-gobierno salió con su domingo 7 

admin COLUMNISTAS

Los que desprecian a la gente nunca pueda sacar el máximo provecho de los demás ni de ellos mismos.

Alexis de Tocqueville

 

En anfiteatro romano convirtió el PRD-gobierno la Plaza de Armas de Cuernavaca, ante miles de morelenses que la desbordaron. El acto de poder fue un espectáculo grotesco, donde se usó la necesidad de la gente, para saciar sus intereses políticos.

Con acarreo de gente pobre y el reparto de despensas y tortas -en la antigua Roma del emperador Tito le soltaba los leones a quienes tenían hambre y se quejaban-, el partido en el poder dio un anticipo de cómojugará en 2018.

Así festejó su 28 aniversario el PRD que en el estado de Morelos es desde 2015 minoría más alta, consecuencia del voto razonado, con figuras distinguidas que avalaron esa vulgaridad. Carlos Navarrete, que lo único bueno que hizo fue renunciar tras la noche trágica de Iguala, hizo tercio a Silvano Aureoles y Graco Ramírez, mientras su lideresa nacional, Alejandra Barrales, exigía alto a la violencia en Guerrero, acompañada de tres mil militantes.

Forma y fondo del mitin dominical es necesidad de demostrar unidad y poder, mediante propaganda política, que, además de cara, resulta inútil. El acto incluso pudo ser una proyección para Navarrete, que dijo: “aquíestamos reunidos quienes estamos trabajando por la entidad”.

El trato ofensivo a los más necesitados, cuyo acto exhibió que las políticas públicas que presumen no han funcionado, y si no han funcionado es porque no existen, estuvo acompañado de discursos en una misma dirección, pero con señales opuestas.

Ramírez coqueteó con otras siglas y copió, acaso inconscientemente, lo que puede interpretarse como un reconocimiento, el discurso lopezobradorista de abrir su partido a militantes de otros partidos. Esta vez se refirió a AMLO como persona, no como mesías tropical. “No basta con los perredistas […] Hay que sumar, porque la fuerza está en la gente […] El cambio va a continuar si el pueblo así lo decide”. ¿Continuar con Navarrete?

Acertó Lucia Virginia Meza cuando reconoció que México –le faltó nombrar a Morelos-, no se entiende sin la lucha del PRD. La crisis política y de gobierno, se debe en gran medida a ese su partido. También habló de unidad, pero sólo del PRD. “La batalla no será fácil”, dijo pesimista en su discurso, “si no dejamos el escritorio y salimos a recorrer las calles para escuchar a la población, no triunfaremos”. Y dio una probadita de su interés: se bajó de su camioneta, dio su discurso, oyó otros, subió nuevamente a su camioneta y se fue sin oír a nadie.

El dirigente estatal del PRD-gobierno, Rodrigo Gayosso, defendió esas políticas públicas, e hizo resaltar los resultados obtenidos por el régimen perredista. Usó argumentos mesurados, contrario a su discurso agresivo y de negación. La misma dirección es 2018, pero entre los cuatro oradores descritos, los caminosatajos son diferentes. Señaló la fuerza del partido, la capacidad de logística y, con ello, los afanes de mantenerse en el poder estatal, mostrando sus cartas.

Más que competencia de capacidad de logística, como si el número fuera relevante, los que piensan en los medios caen en el error y la subjetividad. No puede ser más importante el número de invitados que el simbolismo que se sustenta en imágenes políticas y discurso. En todo caso, lo que vieron miles sábado y domingo, fue un entretenido concurso de travestismo partidista.

LETRAS CHIQUITAS. “Una noche de box”, consignó a las 22:56 del sábado la Asociación de Periodistas de la Región sur de Morelos en su cuenta de tuiter, y prosiguió: “una ex hacienda en San Gabriel, #Amacuzac: escenario perfecto para el más buscado de #Morelos”. Y remató: “¿Llegará la autoridad?”.

Related Post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *