El ritual de este nadador es lo más extraño de Río 2016

admin Deportes

En la historia de los Juegos Olímpicos se han registrado todo tipo de rituales o cábalas previas a las competencias. Los atletas siempre cargan con un amuleto, hacen ciertos movimientos, escuchan música o hasta rezan algunas oraciones que les dan seguridad.

Las supersticiones de los competidores llegan a ser muy extrañas, pero definitivamente lo que el nadador canadiense Sandro Condorelli hace es, quizá, lo más extraño en esta edición que se da en Río de Janeiro.

 

 

Resulta que el tritón acostumbra a formar una seña obscena con su mano antes de entrar al agua.  Esta seña casi siempre se la dirige a su padre (quien también es su entrenador) o al público en general para tener mejor suerte durante la carrera.

En una entrevista con la CBC, el nadador de 21 años aseguró que su papá también le hace la misma seña para demostrarle su apoyo y simpatía.

 

“No tratamos de hacer enojar a nadie, es una tradición que tenemos desde hace mucho tiempo, yo también veo cuando me da la señal y eso me da tranquilidad. Practicar deportes se trata de estar en paz”.

 

 

Related Post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *