Empresario abandona defensa del TLCAN por lío con Vázquez Mota

Javier Martínez dejó su puesto al frente de la Asociación de Empresarios Mexicanos en EU después de los escándalos de la organización Juntos Podemos

Javier Martínez, presidente del Consejo de la Asociación de Empresarios Mexicanos (AEM-USA), abandonó su cargo en dicha asociación por el escándalo en el que se vieron envueltos con el programa de ayuda a migrantes que maneja Josefina Vázquez Mota.

La virtual candidata a la gubernatura del Estado de México trianguló 59 millones de dólares a través de la fundación del Consejo de la Asociación de Empresarios Mexicanos (AEM-USA Foundation), y la organización Parents Alliance, para ayudar a los migrantes.

Sin embargo, nunca se supo en que se gastó el dinero Vázquez Mota, de acuerdo con una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

El Insurgente confirmó la dimisión del empresario el pasado 23 de enero, que se dio “por todo el lío que hay con Vázquez Mota y Juntos Podemos”.

 

La fundación polémica

Juntos Podemos es la iniciativa de apoyo a migrantes mexicanos que preside la panista Josefina Vázquez Mota de manera honoraria desde 2012.

Una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad reveló que esta iniciativa, conformada por cinco organizaciones más, ha recibido 900 millones de pesos del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, Juntos Podemos no está registrada como donataria, por tanto, no puede recibir donativos, aunque la realidad es que desde mayo del año pasado la organización ha recibido dinero a través de la AEM-USA Foundation y de Parents Alliance.

En 2015 recibió 414 millones 468 mil pesos y el año siguiente el donativo fue de 468 millones 666 mil pesos.

Luego de los vínculos que se hicieron tras la publicación, Martínez se apresuró a aclarar que la Asociación de Empresarios Mexicanos AEM -USA es una organización jurídica y financieramente independiente y separada de la AEM-USA Foundation, aunque ésta fue creada por los fundadores originales de la asociación.

En una carta aclaratoria, el empresario recordó que ambas organizaciones son entidades con naturaleza jurídica propia, cuyo funcionamiento obedece a principios y mandatos independientes que sirven de guía a cada una de ellas sin mezclarse en ningún momento ni en lo jurídico, ni en lo financiero.

“Nuestra Asociación es una organización legítima de empresarios y profesionistas de origen mexicano constituida en los Estados Unidos bajo el régimen fiscal 501(c) 6 que mantiene sus actividades operativas a partir del pago de las membresías de sus más de tres mil quinientos afiliados y de sus patrocinadores corporativos, a los cuales nos debemos”, señaló quien fuera presidente de AEM-USA hasta el 25 de enero.

“Este estatus legal y fiscal es muy diferente al que sirve de base a las actividades de la organización AEM-USA Foundation 501(c) 3, organización constituida hace algunos años por algunos fundadores de la nuestra”, manifestó Martínez.

A pesar de que eran dos cosas diferentes y que él mismo salió a explicarlo, al final Martínez abandonó su cargo de manera inesperada a mediados del mes pasado.

Su salida coincidió con el nombramiento de Gerónimo Gutiérrez como embajador de México en Estados Unidos, quien formaba parte del comité especial de empresarios encargado de investigar la fundación AEM-USA Foundation.

Gutiérrez fue consejero de la AEM-USA, un organismo donde están afiliados cinco mil 535 empresarios en Estados Unidos, desde 2012 y hasta el 18 de enero pasado. Todas esas empresas, fundadas por ciudadanos mexicanos y estadounidenses, generan más de 240 mil empleos.

 

Martínez defendía a México de Trump

Javier Martínez fue uno de los mexicanos que se organizó para defender la economía nacional de las medidas impulsadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Además se encargó de fortalecer las relaciones comerciales entre las empresas de ambos países.

En diciembre pasado, el empresario originario de Aguascalientes estuvo  en el XXIII Congreso Anual de Comercio Exterior organizado por el COMCE, donde firmó el Acuerdo de Colaboración con la asociación que dirigía, con el objeto de facilitar la cooperación comercial y económica.

De esta manera, se promocionó también el intercambio y los intereses de negocios de las compañías de ambos países en el ámbito bilateral.

También tuvo acercamiento con representantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y con el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) para trazar una estrategia que cambie la visión de los estadounidenses sobre México.

Javier Martínez también tenía contacto directo con 35 de las empresas mexicanas con fuerte presencia en Estados Unidos, ya sea por inversión y por número de empleos generados. Y con las pequeñas y medianas empresas, que la menor tamaño factura más de 10 millones de dólares.

Pese a su trabajo a favor del país, el escándalo con Josefina Vázquez Mota terminó de manera abrupta con su carrera al frente del organismo de empresarios en Estados Unidos.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *