Encuentran a AMLO como “un mexicano antiTrump”

Redacción POLÍTICA

Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el radical ajeno a los partidos políticos tradicionales que es el primer contendiente para las elecciones del próximo año, criticó la “campaña de odio” de Trump contra los inmigrantes mexicanos, lo acusó de violar las leyes de derechos humanos, calificó a su plan para construir un muro en la frontera de herramienta propagandística y dijo que ansiaba encargarse de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Todo esto en una entrevista exclusiva concedida a la agencia Bloomberg, charla que tuvo 90 minutos de duración. La interpretación que la firma noticiosa hizo de las respuestas de AMLO planteó, primero, que López Obrador es el personaje que, hasta el momento, tiene las mayores probabilidades de quedarse en la silla presidencial. También que sus radicales puntos de vista “podrían ser un anticipo de los enfrentamientos futuros” entre México y Estados Unidos.

Te puede interesar: Por la nevada cancelan la reunión de AMLO en NY

AMLO añadió que el presidente Peña Nieto estaba muy callado y que Donald Trump hablaba muy alto.

Trump encendió el nacionalismo mexicano

Sus declaraciones podrían ser un anticipo de los enfrentamientos futuros, señala la agencia. México y Estados Unidos han disfrutado de una relación de cooperación durante décadas. Trump ha cambiado la dinámica. Ha enojado tanto a los mexicanos que, si las encuestas tienen razón, están dispuestos a elegir a un nacionalista ardiente propio, un político que ha pasado años denunciando la forma en la que la economía se maneja para atender los intereses de los extranjeros – en cierto sentido, un mexicano antiTrump.

López Obrador también dijo que México: “Debería haber presentado una queja contra Trump ante la Organización de las Naciones Unidas tan pronto como anunció el muro que planea construir en la frontera, y prometió emprender acciones legales él mismo, una vez que sea presidente. Dijo que es poco probable que el TLCAN sea renegociado pronto, y eso está bien porque ‘sería mejor si estamos en el poder’ cuando suceda”.

En primer lugar, López Obrador tiene que ganar la Presidencia, algo que no ha conseguido dos veces, aunque se quedó a un punto porcentual de triunfar en las elecciones de 2006. Y el ánimo nacional es más favorable ahora. El Partido Revolucionario Institucional (PRI) al que Peña Nieto pertenece, que se ha mantenido en el poder durante la mayor parte de la historia moderna de México, ha visto erosionada su popularidad debido a una serie de escándalos de corrupción, la matanza de 43 estudiantes con el involucramiento de la policía y un aumento en los precios de la gasolina. Y eso es sin contar el efecto Trump.
López Obrador dijo que esperaba que el presidente estadounidense suavizara su retórica “xenófoba” una vez en el cargo. “Me equivoqué en eso”, dijo.

“Esa campaña de odio no tiene justificación, aun sabiendo que le ha funcionado, por eso llegó a la presidencia. No sólo se me hace inhumana, sino irresponsable”.

Como resultado, su línea se ha endurecido. Después de la elección de Trump en noviembre, AMLO publicó un video pidiendo calma. Sigue prometiendo comportarse con respeto hacia el presidente de Estados Unidos, pero también presentar una queja contra él este miércoles ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington. Trump se refirió a los inmigrantes mexicanos como “violadores” durante la campaña, y ha prometido deportaciones masivas.

La Casa Blanca se negó a comentar las observaciones de López Obrador.

Lee más: Manifestantes interrumpen el discurso de AMLO

Tensión de los inversionistas

Dijo que México puede aumentar su tasa de crecimiento combatiendo la corrupción, reduciendo los salarios del gobierno y creando asociaciones público-privadas, incluso en la industria energética. López Obrador ha criticado la decisión de abrir la industria energética de México a la inversión extranjera, y dijo que tratará de revertirla a través de un referéndum y no por una “acción autoritaria”.

Esa clase de retórica puede estar dirigida a tranquilizar a los mercados. El peso mexicano se recuperó después de su caída inicial post-Trump, pero los corredores mexicanos dicen que están recibiendo un creciente número de llamadas de los inversionistas, preocupados por la perspectiva de una presidencia de AMLO.

(Con información de Bloomberg News)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Exhiben a rector de la Universidad del Ejército en caso de corrupción
Exhiben a rector de la Universidad del Ejército en caso de corrupción
Foto: Especial Ángel Prior Valencia, director general de Educación Militar y rector de la Universidad ...