ENTRE ABOGADOS TE VEAS

admin POLÍTICA

Por José Ramón González

 

Reconocidos por unos, insultados por otros, pero necesarios para todos, los abogados de México festejan hoy 12 de Julio su día, tal como lo han hecho desde hace 56 años. Sobre ellos hay muchos mitos, pero en esta ocasión, nos avocaremos a las realidades:

El vocablo Abogado proviene del latín advocatus, “llamado en auxilio”, refiriéndose a quienes se dedican a defender de forma oral o escrita ante las autoridades, los intereses o causas en litigio ya sea de particulares, empresas o gobiernos.

La historia de la celebración del Día del Abogado data de 1960, cuando a propuesta de Federico Bracamontes, fundador del periódico el Diario de México, el Presidente de la República, Lic. Adolfo López Mateos (abogado), decretó la celebración oficial de esta fecha haciendo la declaratoria oficial, en ceremonia celebrada en el Palacio de Bellas Artes el entonces Procurador General de Justicia del Distrito y Territorios Federales, Fernando Román Lugo.

Se escogió el 12 de julio porque precisamente en esa fecha del año de 1533 se estableció en la Nueva España –y todo el continente americano- en la entonces recién creada Facultad de Leyes de la Real y Pontificia Universidad de México la primera cátedra para la enseñanza del Derecho, dando inicio con ponencia Prima de Leyes de Bartolomé de Frías y Albornoz, dictándose además las primeras Ordenanzas de Buen Gobierno. En aquel entonces, los abogados llevaban una vestimenta distintiva: traje negro con calzón corto, toga, chinelas o zapatos sin talón con hebilla de oro o plata según la alcurnia y posición económica. Después de la Independencia se quitó la solemnidad de la toga para los abogados, sustituyéndose en la época de la Reforma por la Levita, que hiciera famosa Benito Juárez y su equipo.

Los Abogados y la Estadística

Según datos del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) extraídos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), del primer trimestre de 2014, el número de abogados en México, suma un poco más de 321 mil personas, con una composición equilibrada de 58% de hombres y 42% de mujeres (La primera mujer abogada en el país fue María Asunción Sandoval titulada en 1891, en pleno surgimiento del feminismo).

La edad promedio de los abogados mexicanos es de 37.4 años; en los hombres es de 39.2 mientras que en las mujeres es de 34.9. Su promedio de escolaridad es de 16.7 años, lo que equivale a cinco años de licenciatura e incluso hasta un año de posgrado.

En el terreno económico, la proporción de abogados respecto del total de ocupados a nivel nacional es de 0.7 por ciento. En el Distrito Federal alcanza el porcentaje más alto, con 1.7%, en tanto que Tlaxcala tiene el porcentaje más bajo con 0.2 por ciento.

36 de cada 100 personas que estudiaron Derecho están ocupados y son remunerados en actividades diferentes a su profesión; otro 48% -casi la mitad- son investigadores, especialistas y docentes, lo que significa que solo el 16% se dedica a actividades litigiosas, como litigantes, ministerios públicos y juzgadores u otras como notarios y legisladores.

Los abogados en México ganan en promedio por hora trabajada alrededor de 73 pesos y trabajan 8 horas. La cantidad es mayor si se trabaja por cuenta propia (83 pesos) o como empleadores (entre 75 y 86 pesos por hora, dependiendo el sexo) y menor cuando son empleados, manteniendo también las mujeres una posición de desigualdad en este rubro.

Del total de abogados, sólo 6% de los abogados ejercen un puesto de mando como director, gerente, coordinador, jefe de área o juez calificador y 10% ocupan puestos técnicos y administrativos en oficinas y 59% son trabajadores subordinados y remunerados, 17% trabaja por su cuenta, 7% son empleadores y 1% es trabajador no remunerado.

De los abogados subordinados, remunerados o asalariados, 43% gana de 3 a 5 salarios mínimos, 31% más de cinco y 19 entre dos y tres, y en cuanto a seguridad social, resalta que 56% carece de prestaciones a instituciones de salud y uno de cada doscientos presenta alguna discapacidad, sobre todo dificultad para ver, aun usando lentes.

El sector terciario (servicios) es donde más se emplean los abogados mexicanos (97% del total), principalmente en el comercio, restaurantes, hoteles, transportes y correos además de servicios financieros, corporativos, sociales y de gobierno u organismos internacionales. Sólo el 3% restante se desenvuelve en industrias como la minería, las manufacturas, la construcción y la electricidad.

En cuanto a la denominada “Equidad de Género”, en algunas entidades federativas el número de mujeres abogadas es mayor que el de sus colegas hombres, como Guanajuato (63%), Tabasco (59%), Michoacán (54%) y el Distrito Federal (50.4%). Pero en el otro extremo, hay entidades que tienen bajos porcentajes de abogadas respecto a la media nacional, como Hidalgo y Querétaro (20%) y Nuevo León (25%) y el conflictivo estado de Guerrero es el que tiene el menor porcentaje de mujeres abogadas, pues solo llega a 16% del total.

Los abogados se ubican en un 99% en las zonas urbanas, concentrándose principalmente en cinco entidades federativas (Distrito Federal, Jalisco, México, Puebla y Veracruz), en las que reside 58.3% de la población; además de que solo apenas 3.3% de los abogados mexicanos habla alguna lengua indígena además del español. Estos datos estos muy importantes, tomando en cuenta la intención del nuevo sistema de justicia de llevar el Derecho al lugar y contexto donde se están dando los hechos.

Desde hace 56 años el Día del Abogado se celebra a manera de recordatorio, para los abogados –claro está- pero para todos en general, de los deberes que todos los mexicanos tenemos de poner lo que nos toca para cumplir y hacer cumplir la Ley y hacer justicia, fin primero y último del Estado Constitucional.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
1.5 mdp gasta el Gober de Guanajuato en viajes
Así es, el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez, se fue con sus "colaboradores" y uno ...