Estudiante de la UNAM participará en misión a Marte

Redacción TENDENCIAS

Yair Israel Piña López, estudiante de Física de la Facultad de Ciencias de la UNAM, fue seleccionado para participar en The Mars Society, como astronauta de una misión simulada a Marte.

“Me siento feliz, porque para caminar entre las estrellas primero debes aprender a caminar en la Tierra. Vamos a participar seis personas de Latinoamérica. Fui elegido por los experimentos que propuse, entre ellos un protocolo para la medición de radiación en ambientes marcianos, que desarrollé aquí, en la UNAM”, dijo el estudiante de sexto semestre.

El universitario formara parte de la primera tripulación latinoamericana que trabajará en la estación de investigación marciana que se ubicará en un área de desierto de Utah, Estados Unidos, denominada The Mars Desert Research Station (MDRS).

El también estudiante asociado del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) formará parte de la tripulación 180, en la misión LATAM 1, que se realizará del 29 de abril al 17 de mayo.

El enfoque de la MDRS es permitir a los integrantes de la tripulación participar en simulaciones inmersivas, a gran escala, de vida y trabajo en el planeta rojo. Las operaciones se llevarán a cabo con el mismo estilo y bajo muchas de las limitaciones que habrá en Marte.

Yair Israel ya era parte de la NASA desde octubre pasado, cuando lo aceptaron como estudiante-investigador de la agencia por su trabajo en el desarrollo de materiales que permiten medir la radiación en el espacio.

Con esta nueva designación, Yair cumplió uno de sus objetivos: poner el nombre de la UNAM en el espacio.

Y aunque no va al espacio en sí, esta misión análoga replica las condiciones a las que los astronautas se enfrentarán en Marte, con trajes, vehículos y actividades similares.

“En la estación podremos conducir experimentos y probaremos todo el equipo; esto ayuda a las agencias espaciales a hacer posible el viaje a otro planeta”, dijo el estudiante.

La importancia de las misiones análogas es contribuir a la solución de los retos más complejos que se presenten en ambientes marcianos. Hacer un protocolo de radiación se dice fácil, pero es complejo, porque se debe determinar cómo enseñar al astronauta a medir la radiación y monitorearla por sí mismo, añadió.

“Este paso nos ayudará para enviar los globos estratosféricos que formarán parte del protocolo para medir radiación, así como radiotelescopios y dosímetros activos y pasivos (que también fueron desarrollados en la UNAM) en cada uno de los astronautas”, aseguró el joven.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Isabel Miranda no huyó de reclamos; había un hombre armado, dijo
Isabel Miranda de Wallace aseguró que no salió huyendo por los gritos de reclamo que ...