Estudiantes mexicanos siguen teniendo deficiencias en su aprendizaje: PISA

La prueba PISA 2015 reveló que 33% de los estudiantes de 15 años no tienen los conocimientos necesarios para enfrentar el mundo que los rodea.

La prueba PISA 2015 reveló que 33% de los estudiantes de 15 años siguen sin tener los conocimientos necesarios para enfrentar el mundo que los rodea y mucho menos para entrar a una universidad.

Aunado a eso, la proporción de jóvenes reprobados es la misma de aquellos que abandonan los estudios de bachillerato, ya sea por cuestiones económicas, problemas familiares o simplemente porque perdieron interés en los estudios.

De acuerdo con los resultados presentados este lunes por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, los estudiantes de tercero de secundaria y primero de bachillerato que se encuentran en este rango de edad, tienen conocimientos insuficientes o bajos para acceder a estudios superiores y para desarrollar las actividades que exige la vida en la sociedad del conocimiento.

Los resultados no son novedad.

Desde que comenzó a aplicarse la Prueba Pisa a todos los países miembros de la OCDE en el año 2000, los resultados se han mantenido “estables”, por no decir que en realidad no hay avances significativos en el aprendizaje de los estudiantes a esta edad.

“El sistema no está enfocado el mérito, a reforzar el esfuerzo, a premiar el esfuerzo de los maestros y de los alumnos. No está enfocado a tener resultados”, aseguró Gabriela Ramos, directora de Gabinete del organismo internacional.

Al comparar los resultados obtenidos en las tres áreas que evalúa durante los últimos 16 años, la OCDE señala que “el promedio se mantiene”. Es decir, en matemáticas apenas hemos avanzado cinco puntos y dos puntos en ciencias, mientras que en la parte de compresión lectora tenemos menos un punto.

Las mejoras son mínimas, aseguró Ramos, al mismo tiempo que señaló que en Perú, Chile, Colombia y hasta en Costa Rica se han detectado cambios importantes para incrementar los puntajes de sus alumnos.

Los cambios, explicó, ocurren sobre todo en los maestros, quienes han recibido mejor preparación, más evaluaciones y más recursos, al mismo tiempo que los gobiernos han invertido en las escuelas y las regiones menos favorecidas para sacarlos del rezago educativo en el que estaban.

La estrategia de los gobiernos de estos países es no dejar atrás a las escuelas rurales o más desfavorecidas; con ello, se incrementa su conocimiento y aumentan los puntos en la prueba.

051216 ciencia

 

LOS JÓVENES ESTÁN INTERESADOS EN LA CIENCIA PERO NO LA APRENDEN

Cada vez que se aplica, el examen de Pisa se enfoca en una de las tres áreas. En 2015 se le dio mayor peso a las ciencias y los resultados no fueron los esperados.

Del total de los jóvenes que tomaron el examen, 48% de ellos tienen un nivel menor al suficiente, lo que significa que sus conocimientos son insuficientes o bajos en comparación con sus pares.

La cifra es alarmante cuando los resultados de interés sobre las materias de ciencia señalan que la mayoría de los estudiantes manifiestan que les gustan las materias y quieren aprenderlas.

“Los chicos mexicanos tienen mucho entusiasmo en ciencias, pero este entusiasmo no se relaciona con los resultados”, explicó Ramos.

Al cuestionarle por qué no existe esta relación, la funcionaria de la OCDE aseguró que los docentes no están preparados para impartir materias relacionadas con los avances tecnológicos que surgen a gran velocidad.

“Los maestros requieren más preparación y apoyo. Pero también es cuestión de incorporar los avances del conocimiento, captar la atención de los jóvenes y es algo que no saben hacer los maestros”, dijo.

A pesar de los resultados nada alentadores, Ramos, aseguró que todavía queda mucho por hacer, sobre todo ahora que se está implementando la Reforma Educativa.

Incluso, se aventuró a decir que, si el gobierno logra la consolidación de los cambios en educación, en la Prueba PISA de 2018, los estudiantes mexicanos podrían sorprendernos con los resultados.

 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *