En la Ciudad de México existen 13 focos rojos donde se han ubicado el mayor número de violaciones a mujeres en la capital del país. Y 28% de las agresiones ocurren en el transporte y la vía pública.

Un informe de la Fiscalía de Delitos Sexuales de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México señala que en los últimos cinco años se han registrado tres mil 312 denuncias por violación.

Sin embargo, éste es uno de los delitos que van a la alza, de acuerdo con las cifras de la misma dependencia, ya que en 2014 se registraron mil 849 denuncias y el año pasado fueron dos mil 71.

Los lugares más peligrosos para las mujeres se ubican en las delegaciones Iztapalapa, Tlalpan, Tláhuac, Xochimilco y Milpa Alta, así como en zonas muy específicas de la Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero.

Los 13 focos rojos son:

  • Cuautepec (GAM)
  • Buenavista (Cuauhtémoc)
  • Centro Histórico (Cuauhtémoc)
  • San Pedro Mártir (Tlalpan)
  • Padierna (Tlalpan)
  • Tláhuac centro (Tláhuac)
  • Milpa Alta centro (Milpa Alta)
  • Nativitas (Xochimilco)
  • Jacarandas (Iztapalapa)
  • Lomas Estrella (Iztapalapa)
  • San Miguel Teotongo (Iztapalapa)
  • Santa Martha Acatitla (Iztapalapa)
  • Santa Cruz Meyehualco (Iztapalapa)

 

Cada una de estas áreas concentra entre 2 y 2.5% de todas las violaciones registradas en 2015, lo que convierte a estas regiones en zonas de peligro para las capitalinas.

“La zona sur, por los espacios al aire libre, permite cierta privacidad para el delincuente; en la zona de Iztapalapa, hay una especial funcionamiento de estos depredadores: en la casa habitación”, dijo Alicia Rosas Rubí, fiscal de Delitos Sexuales de la Procuraduría.

El análisis detalla que los días que más se registran los ataques son los lunes, martes y viernes, sobre todo entre las 16:00 y las 20:00.

Y si bien la mayoría de las violaciones ocurren en espacios privados con personas conocidas por la víctima, lo cierto es que en la calle tampoco están seguras.

Datos de la Fiscalía señalan que 15% se registra en la vía pública, mientras que 13% suceden en el transporte público, es decir, casi una tercera parte de estos delitos se dan en las áreas públicas.

Los modus operandi más utilizados por los delincuentes son amenaza y engaños si las víctimas son niños; seducción, en el caso de las adolescentes; y violencia para someter a las mujeres adultas.

La Fiscalía detuvo el año pasado a tres violadores seriales, relacionados con 28 casos de violación en las colonias de Tlalpan, además de otro sujeto que violó a una vendedora en Iztapalapa.

Con información de Reforma

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *