Mundial de Robótica recuerda falta de apoyos a la ciencia en México

Aura Paola García Ciencia TECNOLOGÍA

Un equipo mexicano sorprendió esta semana con su actuación. El nombre de nuestro país se alzó en lo alto, tras el asombroso desempeño de los jóvenes que portaron su nombre. Sus rostros fueron compartidos en los medios de comunicación y las personas hablaron de su participación a nivel mundial. Sólo que esta vez no se trataba de fútbol… sino de robótica.

Un equipo conformado por siete alumnos participó en la Primera Olimpiada Mundial de esta disciplina, que fue celebrada en Washington, Estados Unidos, y -ante la mirada sorprendida del mundo- se llevó el tercer lugar, de entre 163 países competidores.

Los jóvenes que actualmente estudian en el Tecnológico de Monterrey de San Luis Potosí y la Universidad Panamericana, compitieron con muchachos de todo el globo terráqueo -que oscilaban entre los 15 y 18 años de edad- y obtuvieron la mayor cantidad de puntos en un juego del First Global Challenge, así como el nombramiento del mejor diseño de ingeniería.

El robot con el que concursaron en el reto H20 FLOW fue construido ahí mismo y tiene la forma de un cubo sin paredes; sin embargo, con su oportuna manipulación y los elementos mecánicos los hicieron destacar en el concurso.

Su triunfo no sólo es representativo porque regresaron a casa con la medalla de bronce, sino porque México es un país que no se ha caracterizado por priorizar el apoyo a la ciencia desde el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Ciencia y tecnología al alcance de unos cuantos

El fomento a la investigación científica y el desarrollo experimental han sido pobres en la República Mexicana. Ya que aunque el presupuesto actualmente asignado representa menos de la mitad de lo que los organismos internacionales, como el Banco Mundial y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), han recomendado como necesario para el efectivo desarrollo tecnológico y científico de un país.

Los muchachos que concursaron en el Mundial no pertenecen a las universidades públicas del país y también contaron con apoyo del capital privado que los impulsó. Ricardo Salinas Pliego, dueño de la televisora Azteca, estuvo presente en la ceremonia de clausura y su empresa patrocinó al equipo Nacional Mexicano de Robótica. Sin embargo, aún existe mucho talento joven en instituciones de educación que no cuentan con los recursos suficientes para crecer.

El PEF 2017 en su Ramo 38 para Ciencia, Tecnología e Innovación, registró un monto de 26 mil 963 millones de pesos que deben de distribuirse para materializar políticas públicas en la materia, sostener las Becas de posgrado, el Sistema Nacional de Investigadores, los Fondos Mixtos y el Fondo Institucional de Fomento Regional para el Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación, los Fondos Sectoriales, el Programa de Estímulos a la Innovación, los Centros CONACyT y las Cátedras CONACyT para Jóvenes Investigadores.

Como consecuencia de lo anterior, diversas instituciones inscritas en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad han tenido que recortar el número de becas que antes eran otorgadas anualmente y tras estos cambios, menos estudiantes de maestría y doctorado han tenido acceso a la educación de excelencia.

México aún se encuentra por debajo de los estándares internacionales fijados para impulsar la ciencia, tecnología y la innovación. En comparación con otros países comprometidos para apoyar esta clase de estudios las leyes y políticas públicas, así como el Presupuesto que los respaldan son menospreciadas.

El equipo de Robótica ya dio muestras de los resultados que se pueden alcanzar con financiamiento y perseverancia, pero la pregunta es ¿habrá mayor empuje a estas ciencias especializadas en nuestro país?

Para más información síguenos en Twitter

Te recomendamos
Grita y humilla a trabajador, le llaman #LordPasto
Un hombre agrede a un trabajador en el jardín de lo que parece ser el ...