Fracasa programa para investigar delitos contra migrantes

 

La Unidad de Migrantes, encargada de investigar y procesar delitos federales relacionados con migrantes, ya sea como víctimas o como acusados, arrancó con retrasos y no cuenta con presupuesto y personal suficiente para atender los 129 casos que tiene en revisión. 

El 18 de diciembre de 2015, la Procuraduría General de la República creó esta unidad, al mismo tiempo que el Mecanismo de Apoyo Exterior, que es la instancia de coordinación que permite a los migrantes y las familias de los migrantes en otros países, principalmente en los Estados Unidos y Centroamérica, acercarse al sistema de justicia mexicano desde el extranjero, a través de las embajadas y consulados de México para dar seguimiento a las investigaciones sobre delitos sin tener que viajar al país

No obstante, el informe especial “Un camino de Impunidad: Miles de migrantes enfrentan abusos y medidas severas en México”, señala que la PGR designó a la titular de la Unidad de Migrantes con casi tres meses de retraso y aunque ya está funcionando, carece de personal y recursos. 

La mayoría de los 129 casos que se investigan dentro de la Unidad son por privación ilegal de la libertad.

Sin embargo, no están claros los criterios para clasificar los delitos y tampoco queda claro por qué la unidad no está investigando, por ejemplo, casos de migrantes desaparecidos, según indica el informe elaborado por la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés). 

Hasta septiembre de 2016, la Unidad sólo cuenta con cinco Agentes del Ministerio Público y dos policías de investigación. Esto significa que, en promedio, cada agente tiene a su cargo 25 casos y que los policías de investigación están trabajando en 64 casos, cada uno de ellos. 

“Hasta el momento, el borrador de los lineamientos que definirán aspectos operativos relevantes de la Unidad y el Mecanismo no incluye los comentarios de las víctimas para garantizar investigaciones serias.

En particular, los lineamientos no resuelven las preocupaciones de los migrantes y sus familias de asegurar que efectivamente puedan acceder al sistema de justicia mexicano para la investigación de delitos de los que hayan sido víctimas en México”, denuncia la investigación.

También reiteró que el Programa Frontera Sur de México ha aumentado las violaciones de derechos humanos y los delitos contra migrantes en el contexto de operativos de control migratorio. Los refugios de migrantes siguen documentando secuestros, extorsiones, robos y otros abusos en todo el país; muchos de ellos a manos de funcionarios corruptos.

Se advierte que la creación de la Unidad y el Mecanismo es “un buen avance”. Sin embargo, las autoridades no han garantizado que dichas instituciones funcionen correctamente ni que cumplan su objetivo de investigar delitos contra los migrantes.

Tanto la falta de recursos como la escasez de resultados en las investigaciones podrían poner en duda la seriedad del trabajo de la Unidad de Migrantes de la PGR en el futuro.

 
 
 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *