Funcionarios coahuilenses están vinculados con narcotraficante detenido en España

Juan Manuel Muñoz, el Mono Muñoz, es investigado por ser el presunto  enlace de los Zetas en Europa. Pero también por tener relaciones con políticos y funcionarios de Coahuila y Nuevo León.

Una investigación del diario español El País reveló que Muñoz mantuvo una relación de muchos años con estos funcionarios, quienes a su vez tuvieron gran influencia durante el gobierno del priista Humberto Moreira.

la policía española ha observado con lupa a Juan Manuel Muñoz Luévano desde que se instaló en España y considera que su nivel de vida e inversiones en este país no se corresponden con la actividad que desarrolla.

Los agentes señalan que Muñoz exhibe un alto nivel de vida “ que trata de ocultar tras la apariencia de un empresario mexicano medio”. Utiliza coches de alta gama, pernocta en hoteles de cuatro y cinco estrellas, hace viajes nacionales e internacionales y desembolso de importantes cantidades destinadas al ocio propio y de terceros, compra de artículos de lujo ( relojes Rolex, Bulgari)”.

El capital de Muñoz en México es conocido: tiene alrededor de 30 gasolineras en Saltillo, Coahuila, ranchos, terrenos, inmuebles urbanos y hasta un avión privado, siempre según la investigación en España.

Durante su detención la Policía incautó en su domicilio de La Moraleja, un lijoso barrio en Madrid, una computadora que contenía varias hojas de Excel donde el presunto enlace de Los Zetas en Europa anotó la entrega en céntricos hoteles de México de 63 millones de euros, convertidos en dólares, en 59 movimientos diferentes. Este dinero, según la contabilidad, reflejaba las ganancias obtenidas por esta organización criminal por la venta en Europa de dos mil 100 kilogramos de cocaína.

La policía se basa en los informes de las autoridades de Estados Unidos que afirman que Muñoz colabora de forma independiente no solo con el sanguinario cartel de Los Zetas, también con el de Sinaloa, del Golfo y Beltrán-Leyva, además de las relaciones con los funcionarios.

La policía española intervino el teléfono de Muñoz, que fueron grabadas durante varios en el domicilio del narcotraficante y que contribuyeron a su detención en Madrid, el pasado 18 de marzo.

“A lo largo del periodo de intervención telefónica se ha puesto de manifiesto la proximidad de Juan Manuel Muñoz a la política y a la administración de Justicia mexicana.

En relación con la política mexicana se encuentra muy relacionado con determinadas personas que desempeñan cargos en la administración municipal y regional, como es el caso de alcaldes o congresistas del Estado de Coahuila, así como candidatos a ocupar cargos”, dice el documento.

Las llamadas que Muñoz hizo a lo largo de los años fueron con Homero Ramos, procurador de Coahuila, Adrián de la Garza, procurador de Nuevo León, y Torres Charles, ex procurador de Coahuila y una de las personas con más influencia en la vida política de ese estado.

La investigación señala que este hombre tiene suficiente poder como para intentar amedrentar al entonces gobernador Moreira.

Uno de los ejemplos que la policía dio al diario es una conversación que sostuvo Muñoz con Alejandro Froto García, que fue subsecretario de Hacienda en el gobierno de Humberto Moreira, y a quien le pide un préstamo de 10 mil pesos para la reparación de su barco.

Moreira, ex mandatario estatal y ex presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue detenido este año en Madrid, acusado de lavado de dinero y supuesta vinculación con Los Zetas.

Meses después fue puesto en libertad, ya que ninguno de los magistrados pudo comprobar que pertenece a la organización criminal. Incluso, el mismo Moreira envió una carta dirigid al periódico asegurando no tiene ninguna relación con los Zetas.

 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *