La corrupción es causa directa de la pobreza de los pueblos y suele ser la razón principal de sus desgracias sociales.

Jorge González Moore

 

Los equilibrios políticos dejan al descubierto la intuición de que, de las tres fuerzas básicas hasta antes de la creación de MORENA, solo el PRD no tiene un exgobernador suyo en prisión, y debía tenerlo si la lógica lo es.

Guillermo Padrés, exgobernador de Sonora por el PAN, va por su tercer mes en alguna crujía penitenciaria de la Ciudad de México. Del PRI, Rodrigo Medina, fue ingresado al penal de Topo Chico, en Nuevo León, estado donde fue gobernador, aunque en horas fue libertado. En ambos casos se debe resumir que, delitos aparte, no sólo se extralimitaron en sus funciones gerenciales, sino que la falta de honradez les hizo perpetrar actos patrimonialistas. Ficha signalética y reputación les acompañará toda su vida.

De la A, a la Z, nombres y apellidos de gobernadores en retiro y en funciones –uno de huidas, como Javier Duarte-, han usado el cargo público para hacer negocios de familia, además de gastar los caudales públicos como si fueran suyos y que, por provenir del pago de los impuestos de ciudadanos cumplidos, debían manejarse con rectitud.

Los perpetradores políticos de turno convirtieron las tapas de los diarios en sección de nota roja, sólo superadas en asombro por Alarma,el tabloide apológico de la violencia en México.

Cuando el Efecto Espejo debía cundir como ejemplo entre los gobernadores en funciones, recatarse siquiera ante la tragedia nacional de pobreza, carestía, hambre y desempleo crecientes, siguen dilapidando el tesoro público como si fuera suyo.

Si la lógica lo es y si los equilibrios políticos, siempre honrados en acuerdos clandestinos de poder, provocan la intuición, al del PAN y PRI debe acompañarlos uno del PRD.

No es casual sino causal, que, en tiempos de compromiso argumentativo por la honestidad, cuando se perfila al menos en el deseo la Ley Anti-corrupción, sean propios esos mismos tiempos para dejar a un lado juicio y decoro –incluida la más grande honra, la familiar-, y se den saltos con giros a la alberca olímpica llena de corrupción e impunidad.

Sobre el escritorio más importante de Los Pinos hay un reporte ejecutivo del auditor Juan Manuel Portal, con nombres de gobernadores con mayúsculas y marcados en fosforescente, los que han sido denunciados penalmente en Paseo de la Reforma 211, los más por hacer pasar obras y adquisiciones como ejecutadas, sin serlo, y los menos por simular devoluciones de presupuestos no ejercidos.

Y como todos los gobernadores son usados y desechados por Los Pinos, es de creer que el exgobernador de Veracruz sea aprehendido unos días antes del concurso electoral del estado de México, en tanto el del PRD permanece en lista de espera.

letraschiquitas.- Los patrullajes militares y de la Policía Federal en la geografía morelense delatan un gobierno fallido ante el crimen organizado. Durante enero los actos de violencia se han sucedido todos los días y el reacomodo de las bandas, como el ingreso de un nuevo cártel, ha elevado el número de asesinatos. En tanto eso ocurre, el jefe de Policía acusa a periodistas y abogados de estar vinculados a grupos delincuenciales, sin prueba de por medio***. La chequera del PRD-gobierno no compró a la diputada del PRI Beatriz Vicera; la obligó a enlistarse Rodrigo Gayosso, presidente del partido e hijastro de Graco Ramírez, y ella no tuvo más remedio que aceptar. Le recordaron su amplio expediente y dijo “sí, señor”. Así la cosa gubernativa en Morelos.

 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *