Google pierde litigio por daño moral en México

Redacción CIENCIA Y TECNOLOGÍA México

La empresa Google Inc., subsidiaria de Alphabet Inc., perdió un litigio el día de ayer en tribunales mexicanos, sentando con ello un precedente con el cual los jueces nacionales son competentes para conocer demandas contra firmas multinacionales cuando cometan actos que afecten el honor y causen daño moral a una persona.

Lo anterior, al quedar firme una sentencia de amparo en la cual se niega la protección de la justicia nacional a la trasnacional, ya que un litigante mexicano exigió reparación del daño que le causó la creación de un blog que tenía como servidor a Google Inc, por medio del cual se difundió información falsa y calumniosa, ya que se suplantaron datos que existían en una página web de la firma Richter Ramírez y Asociados.

Ayer, cuando la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se pronunciaría al respecto, la compañía multinacional se desistió del amparo solicitado, con lo que impidió que el máximo tribunal emitiera una sentencia de alcances mayores, ya que en este momento, aunque se sienta precedente a nivel de juzgados, sólo beneficia a la firma que la demandó.

Según la demanda, se informó a Google Inc. de la existencia del blog falso y este no impidió su difusión ni la transmisión de datos, por lo que se le exigió la reparación por daño moral.

Hasta el momento no se ha definido si la trasnacional debe pagar algún monto económico, pero la sentencia dictada permitirá que el caso continúe en tribunales mexicanos y se establezca si debe cubrir alguna indemnización.

Al referirse al tema, Google argumentó que los jueces mexicanos son incompetentes, ya que su sede está en California, Estados Unidos, a la vez que exigieron que la demanda se resolviera en tribunales federales del condado de California.

Pese a lo anterior, el juzgado 11 de distrito en materia civil determinó que “cuando se plantea la afectación a derechos, como el honor y la reputación, por la divulgación en Internet de datos o información de una persona que se aducen como falsos, jurídicamente es factible que los juzgadores mexicanos conozcan del asunto”.

Con información de La Jornada.