Greenpeace denuncia omisión del Gobierno Federal en preservación de la vaquita marina

Redacción Destacadas México

Greenpeace México presentó una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en contra de los titulares la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y otras dependencias, por no lograr la conservación de la vaquita marina.
 
La queja también señala la responsabilidad de las autoridades al frente de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas; de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente; de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca; y el Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura, por haber cometido omisiones en su responsabilidad de protección, conservación y recuperación de la especie vaquita marina que habita en el Alto Golfo de California, y que está a punto de extinguirse.
 
Denunció una ausencia de coordinación entre las instituciones y la evasión de responsabilidades para cumplir con lo que les mandatan varias leyes nacionales y tratados internacionales en materia de preservación de biodiversidad y otros derechos.
 
Estas omisiones conllevaron a que en sólo 20 años, la especie pasará de 567 a 30 vaquitas marinas que sobreviven al menos hasta 2016; en el actual gobierno, la población del cetáceo registró una caída de más de 70% en el número de ejemplares desde 2015.
 
Las medidas emprendidas por el gobierno para salvar a la vaquita marina han sido insuficientes a pesar de que esta especie está enlistada en la NOM-059-Semarnat-2010, y en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (conocida como CITES por sus siglas en inglés) como especie en peligro de extinción, así como en la Lista Roja de Especies en peligro crítico de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).
 
Puntualizó que estas dependencias debieron implementar estrategias que erradicaran o disminuyeran la utilización de artes de pesca no selectivas como las redes de enmalle o agalleras; artes de pesca que capturan a la vaquita de manera incidental.
 
Asimismo, se debió atender con urgencia la falta de ordenamiento pesquero en la región del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, y en el área de refugio de la vaquita; la falta de observación del orden jurídico en general, y en particular en materia de pesca y de protección al ambiente; la falta de inspección y vigilancia; y la falta de coordinación entre las diversas dependencias federales.
 
Por lo anterior, Greenpeace demandó a la actual administración federal que rinda cuentas sobre el desarrollo y ejecución de estrategias, así como del ejercicio del presupuesto público destinado para la protección, conservación y recuperación de la vaquita marina, ya que en las partidas presupuestales, no hay claridad sobre los montos específicos asignados anualmente a esta tarea.
 
Finalmente, exhortó a la administración entrante a que en el manejo integral de zonas costeras y marinas ponga énfasis en establecer los términos y condiciones bajo los cuales se atenderá la situación de la vaquita marina en el Alto Golfo de California.
 
Con información de MVS Noticias.
 
Mantente informado en Twitter, síguenos en @insurgentehoy.