Las fuerzas rusas desplegadas en las operaciones de búsqueda y rescate del avión accidentado cerca del balneario sureño de Sochi, hallaron hoy 10 cadáveres, informó el vocero del Ministerio de Defensa (Mindef), Igor Konashenkov.

El mayor general ruso indicó que, luego de la catástrofe de un avión TU-154, al servicio del Mindef y con 92 personas a bordo, fue desplegada una agrupación de más de tres mil socorristas y personal especializado.

Konashenkov indicó que en un área de 10.5 kilómetros cuadrados, divido por sectores, trabajan al menos 37 buzos, una embarcación submarina dirigida por control remoto, helicópteros, drones y varios buques, y a la zona se enviaron unidades navales con proyectores para búsquedas nocturnas.

Además, se espera la llegada de otro centenar de buzos, incluidos varios con equipos especializados para grandes profundidades, pues los fragmentos del avión TU-154 se encuentran a más de 70 metros de la superficie y a un kilómetro y medio de la costa.

De igual forma, indicó que se habilitaron habitaciones en el sanatorio Aurora de Sochi para situar a familiares de los fallecidos, de cuya atención se encarga un grupo de psicólogos.

El aeropuerto de Sochi se encuentra situado frente a la costa y por tierra está rodeado de un macizo montañoso que obliga a realizar los despegues en una sola dirección, explicaron especialistas.

El accidente
La nave viajaba a la provincia siria de Lakatia con ocho tripulantes, igual número de militares, nueve periodistas de tres canales de televisión Pervi, NTV y Zvesda, dos funcionarios del gobierno y 64 miembros de la agrupación de canto y baile Alexandrov.
El presidente sirio, Bashar Al Assad, envió un mensaje de condolencia por la tragedia aérea, donde afirma que:
“Conocimos con gran dolor la pérdida de nuestros amigos que venían a compartir con nosotros la alegría de las victorias, incluida la de Alepo”, apuntó Assad.
A Rusia también llegaron condolencias de la dirección del Consejo Europeo, las cancillerías de Italia e Irán, así como de la embajada de Estados Unidos en Rusia.
El presidente Vladimir Putin indicó que mañana será día de duelo nacional.
En la tragedia pereció Elizabet Glinka, conocida popularmente como Doctora Liza y fundadora de la organización internacional Ayuda Justa, estuvo a cargo del rescate de civiles en el sureste ucraniano, antes estuvo tras los bombardeos en Yugoslavia y el conflicto sirio.
Glinka se disponía a entregar ayuda humanitaria en un hospital de Lakatia y regresar el mismo día a esta capital.
(Con información  y FOTO de Prensa Latina)

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *