Don DeLillo, el aspirante al Nobel que se siente “muy afortunado”

 

A punto de cumplir los 80 años de edad y con 17 novelas publicadas, John DeLillo ya suena como uno de los posibles ganadores del Premio Nobel de Literatura. Su nombre figuró esta semana entre las principales opciones de las casas de apuestas. 

En una entrevista con el diario The Guardian, a propósito de la publicación de Cero K, su más reciente libro, el autor norteamericano confesó haber tenido una vida muy afortunada. ¿A caso el máximo galardón de las letras podría coronar este jueves una carrera de cinco décadas de escritura?

Con ocho décadas en la espalda, DeLillo aún tiene “cuerda” para jalar, material para escribir, aunque de alguna manera acepta que el clímax de su carrera lo alcanzó con Underworld, en 1997, obra de 800 páginas a la que considera su “Moby Dick”. 

La novela está inspirada en dos hechos que recién cumplieron 65 años: el homerun de Bobby Thomson, que se escuchó en todo el mundo y con el que su equipo, los Gigantes de Nueva York, le ganó a los Dodgers de Brooklyn la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, así como la primera prueba atómica de la Unión Soviética que comenzaría con el periodo de la Guerra Fría. 

Ante la pregunta de si tiene material para otro Underworld, reconoce que aunque así lo desea, le cuesta mucho creer que sucederá. 

“Me gustaría pensar que sí, pero la verdadera respuesta es que lo dudo. No creo que sería capaz de hacer algo tan extenso, incluso si creyera que voy a vivir lo suficiente. No sé por qué es así. Creo que uno se vuelve un poco más cerrado en sí mismo. Un poco más cansado física y mentalmente”, comentó al diario británico.

Pese a que la muerte ha sido tema central de sus novelas, no es algo en lo que DeLillo piense a menudo, incluso no se siente ni cerca de sus últimos días. No le agrada la idea de cumplir 80 años, pero tiene que ver más con que le gustaría mantenerse en los 79, por ser un número primo, otro elemento reiterativo en su obra.

Incluso, en su más reciente novela, el norteamericano aborda el tema de la inmortalidad, a través de la criogenia. ¿Será que este año DeLillo alcance la inmortalidad, y siga siendo muy afortunado, al inscribir su nombre entre los ganadores del Nobel de Literatura?

 

 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *