Ilusiones y propósitos para este 2017

Elvia Ortíz COLUMNISTAS Elvia Ortíz

 

¿Qué es el tiempo? Un constructo humano organizacional, para dar orden a la vida y ubicación cronológica a sus acontecimientos; ciertamente  regido por el movimiento terrestre de traslación, el año gregoriano, judío, chino, islámico o juliano evidencian el gran ciclo de la vida, el mundo es cíclico, el hombre se agota y se renueva a cada momento; y lo que lo mantiene en el camino son las ilusiones, aquello que te motiva a vivir y a seguir, ese sueño que te hace capaz de lo impensable y te lleva cambiar tu comodidad por el logro.

Es clásico además de la fiesta, los brindis y las uvas, hacer “Propósitos de Año Nuevo”. Desafortunadamente muchas veces nos quedamos en el convencionalismo social que nos dicta los propósitos prefabricados de “ponerme a dieta” “hacer ejercicio” “dejar de fumar”… que por no estar ligados íntimamente a una motivación personal tangible, resultan endebles y no sobrepasan ni el primer bimestre del año.

Por eso hay que personalizar nuestros propósitos, que sean a nuestra medida y necesidad, que nos provean de algo único y personal; considerando que para establecerlo, es mejor que sea enunciado en forma positiva, ya que nuestro cerebro no sabe de negación —Si yo te pido: ¡No pienses en un Conejo Blanco!

—Hablo en serio ¡No pienses en un Conejo Blanco!

Irremediablemente ese Conejo Blanco aparece en tu imagen cerebral, justo porque el cerebro no entiende de negación así que tu propósito debe ser una acción no una prohibición

Ahora atendiendo a las reglas de la física, sabemos que todo cuerpo ocupa un lugar en el espacio, de tal forma que si quito aquel objeto necesariamente otro cuerpo ocupará su lugar, aunque sea oxígeno porque no existe el vacío de forma natural. Por lo tanto si nuestro propósito encierra un cambio, es justo establecer porqué actividad, objeto o situación estaré cambiando lo que dejo atrás, para que sea efectivo, viable y más sencillo de llevar a cabo; evitando que la antigua costumbre que queremos eliminar, retome de forma autónoma su lugar en nuestras vidas.

Por último deberá estar ligado a una meta tangible de visualizar y de lograr, para que no quede en el desánimo o en el olvido. Se han fijado que aquella amiga que ha sido gorda por años, de buenas a primeras se vuelve un figurín para lucir un vestido en la boda de su hija, o el amigo descuidado cambia repentinamente de actitud y de presentación, cuando tiene una nueva novia. Esto es porque tienen un objetivo tangible y alcanzable que hace realizable y le da sentido al esfuerzo que estás haciendo, porque sabes que la recompensa y el logro, bien valen la pena.

Ya en el desarrollo del propósito, llénate de ilusión, nada mueve más en la vida que la ilusión, es el conocido “Ya me vi” que nos emociona con la misma candidez que la mañana de Reyes en la espera de los Juguetes bajo el Árbol de Navidad. Pon tu zapato y llénalo de ilusiones y acciones. Enhorabuena si el Año Nuevo nos sirve para hacer una reflexión, para replantearnos el camino, visualizar nuevas metas, compartir lo que somos y abrazar a los que amamos.

Felicidades por este momento de tu historia al que llamamos 2017, porque estas vivo y tienes el privilegio de decidir qué rumbo tomar y elegir los sueños que quieres realizar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Check Also
Terremoto de 7.2 sacude Fiji; hay alerta de tsunami
Un terremoto de 7.2  grados en la escala Richter sacudió este martes la parte sur ...