Impuesto a refrescos puede reducir enfermedades y costos en salud: INSP

Redacción TENDENCIAS

 

El impuesto al consumo de refrescos y bebidas azucaradas del 10% implementado por el gobierno mexicano en 2014 puede prevenir que los adultos desarrollen diabetes y enfermedades cardiovasculares, además de que le ahorraría al gobierno unos mil millones de dólares en costos directos de salud en los siguientes 10 años.

Así lo aseguraron investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y de la Universidad de California de San Francisco (UCSF), en un estudio publicado esta semana en el semanario PLOS Medicine.

De acuerdo con la publicación, se estima que en la próxima década el impuesto al refresco y bebidas azucaradas prevendrá aproximadamente 190 mil casos de diabetes, 20 mil infartos y accidentes cerebrovasculares y 19 mil muertes en adultos mexicanos de 35 a 94 años de edad.

 

 

Los investigadores estiman que los beneficios a la salud se concentrarán con más fuerza en adultos jóvenes por ser el segmento de edad con mayor consumo de refrescos y bebidas azucaradas y porque representan una proporción mayor de la población en comparación con adultos de mayor edad. 

El Dr. Simón Barquera, quien encabeza el equipo de investigación del INSP, indicó que este trabajo destaca los grandes beneficios a la salud por reducción de diabetes en México si el impuesto y la reducción en el consumo continúan.

 

 

“Hemos observado que el impuesto al consumo de refrescos y bebidas azucaradas ha comenzado a reducir el consumo en México”, añadió.

Añadió que la epidemia de diabetes es particularmente sorprendente en México, donde casi tres cuartos de los adultos tiene sobrepeso u obesidad y la prevalencia de diabetes se ubica entre las más altas del mundo.

 

 

 

Related Post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *