Incendio en Holbox fue provocado

Redacción POLÍTICA

 

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA)  determinó que el incendio en la isla de Holbox fue provocado, por lo que clausuró temporalmente 87 hectáreas afectadas.

Durante un recorrido por la región siniestrada, personal de la Delegación Federal y Oficina Regional en Akumal de la PROFEPA observó matorrales con marcas de pintura roja, que evidencia presencia humana antes del incendio.

Mientras tanto, el titular de la PROFEPA, Guillermo Haro Bélchez, acompañado del Vicealmirante Luis Felipe López Castro, jefe de Estado Mayor de la Quinta Región Naval, sobrevolaron la zona a fin de observar la magnitud del incidente y supervisar los trabajos de inspección llevados a cabo.

whatsapp-image-2016-09-22-at-2-15-06-pm

El incendio en la isla empezó el sábado pasado por la tarde y generó dudas entre las autoridades ambientales y los activistas que protegen el lugar, ya que el siniestro ocurrió en medio de la revisión del programa de manejo para determinar si puede convertirse en un centro turístico.

“Es atípico porque no es la época, pero en el transcurso de hoy podremos saber si fue provocado y entonces trabajaremos con la Profepa y Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidaspara restablecer la palma quemada, que es una planta adaptada al fuego, es decir se chamusca pero en un humedal se recupera en cinco meses”, dijo el director general de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Jorge Rescala Pérez en una entrevista el martes pasado.

Incluso, señaló que no se podrá hacer ningún cambio en el uso de suelo, ya que la Ley General de Desarrollo Sustentable permite proteger la zona hasta por 20 años, a fin de que se regenere la fauna y flora afectada.

Entre las especies dañadas se encuentran distintos tipos de palmas, el chechen, los limoncillos, magueyes y orégano de playa. También se observó la eliminación y desplazamiento de fauna silvestre como venados, mapaches, ocelote, lagartijas, iguanas, langostas, cigarras, pájaros carpinteros, cenzontles y la chara yucateca.

Para prevenir otros ilícitos, entre ellos el cambio de uso de suelo, se impuso la clausura temporal y se establecerán sanciones contra quien resulte responsable. Las autoridades ambientales pidieron a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), no autorizar cambios de uso de suelo en terrenos incendiados de acuerdo a lo establecido en la legislación

Las sanciones pueden llegar hasta los 20 mil días de salario mínimo, además de 1 a 9 años de prisión para los responsables.

También se dictaron medidas de restauración para recuperar el ecosistema.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *