Influyente periodista mexicano tumba el muro de Trump

admin COLUMNISTAS

Un solo bien puede haber en el mal: la vergüenza de haberlo hecho.

Séneca

No hay registro histórico de que un periodista mexicano haya tambaleado peligrosamente, con tanta influencia y sin escribir una sola línea en papel revolución, y menos desde La Prensa, el periódico que calla lo que otros también, la de por sí accidentada construcción de la agenda bilateral entre Estados Unidos y México.

 El haber encontrado detectives estadounidenses las camisetas número 12 del equipo de New England Patriots en el tendedero de Mauricio Ortega, provocó que Los Pinos advirtiera una nueva escaladaestadounidense contra México, y que la Casa Blanca replanteé si levanta el muro o esculca mejor a los funcionarios y periodistas mexicanos que entran avión, donde probablemente esté el real problema de la teoría del bad hombre mexicano, y no en los migrantes comunes que llegan a pie.

 Si la camiseta que usó Tom Brady, en realidad propiedad de la NFL, cuesta 500 mil dólares, una residencia en Miami para una modesta lideresa de la izquierda social mexicana, costaría dos camisetas de campeonato de futbol americano, siendo el periodista reincidente del mismo delito en Estados Unidos, a donde van los del PRD a comprar casa y en sus tiempos libres hacer activismo político.

 “Qué vergüenza”, dicen sin vergüenza los conductores de noticiarios. Y hasta le dijeron “periodista entre comillas” al zorrero de élite, que bien pudo asistir ese domingo al Pumas-Pachuca en Ciudad Universitaria, y traerse el asoleado saquito de Paco Palencia, pero prefirió darle la razón a Donald Trump, que estaría dispuesto a firmar un decreto para endurecer la entrada de periodistas y funcionarios mexicanos.

 Pero vergüenza, la de Felipe Calderón, que criticó el robo de las camisetas en 140 contundentes caracteres,olvidando que un funcionario de su gobierno robó aparatos de telefonía móvil de quienes participaron en la Cumbre Trilateral de Líderes de América del Norte, en Estados Unidos el 2008, y que premió con el despido del cargo. Si Calderón conoce la vergüenza, debe pedir a su esposa Margarita se abstenga de participar en el concurso electoral de 2018.

 LETRAS CHIQUITAS.- -El viernes, el obispo de Cuernavaca Ramón Castro rezó un rosario de señalamientos contra el gobierno de jure de Graco Ramírez en el noticiario Por la mañana de Ciro Gómez Leyva, y hoy le fue concedido el derecho de réplica al gobernador interino de facto, Matías Quiroz, sin desmentido alguno. Eso sí, acusó también sin pruebas. Al mostrar la foto del desayuno de El Rincón del Bife –fotografía que fue plagiada-, el gobierno de Graco Ramírez se convirtió en el coordinador de campaña de los gubernamentablesRabindranath Salazar, Cuauhtémoc Blanco, Javier Bolaños y Matías Nazario, a quienes ratificó oficialmente como aspirantes al reemplazo el domingo 3 de junio de 2018***. Debía saber el número 2 de Palacio de Gobierno que la acusación del entrometimiento obispal en la cosa gubernativa, de la que no hay prueba contundente, más que los vasos y tazas de jugos y café que ya fueron lavados con oportunidad, la empata con el anuncio de que irá con el cardenal Norberto Rivera –candidato a ser sucedido por Ramón Castro, lo que puede ser el motivo de la ofensiva contra el obispo-, a quejarse***. Magnífica oportunidad para que El Sol de Cuernavaca empate con la fuerza de la objetividad periodística la cabeza “Mami, mami, Gayosso me está molestando”, dedicada contra Cuauhtémoc Blanco por anunciar que iría al PRD a quejarse contra el presidente estatal de ese partido, por la de “Papi, papi, el obispo me molesta”, si cumple con ir a la Arquidiócesis***. Iniciaron los trabajos de identificación de Los 53 de Jojutla, cuerpos de hombres y mujeres, con nombres y apellidos, pero sobre todo familias, que fueron sepultados como cosa en la fosa clandestina de Pedro Amaro***. Trabajadores de Salud salieron por tercera ocasión a la calle y protestaron contra las “leyendas urbanas” de la secretaria del ramo, Patricia Mora, que así califica los actos de corrupción señalados***. –“Ya ven Morelos”, dirán diputados federales mañana, luego senadores, cuando ante tres gobernadores discutan y exhiban el fracaso del modelo de policía de mando político único, determinando que antes de la ley de seguridad interior, debe haber policía mixta.

Related Post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *