IPN produce composta orgánica con desechos de nopal

1 de Junio .- Con el fin de impulsar el desarrollo de la agricultura orgánica mexicana, investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) producen composta orgánica con desechos de nopal, estiércol y pasto en beneficio de 250 productores de San Lorenzo Tlacoyucan, en la delegación Milpa Alta.

En un comunicado del IPN, María Elena Tavera Cortés, quien encabeza el proyecto, detalló que al usar estiércol crudo bovino, que genera grandes cantidades de metano, mezclado con desechos de nopal y pasto, se produce el fertilizante orgánico, el cual posee valiosos nutrientes y puede utilizarse como abono para la producción de nopal orgánico.

La composta elaborada tiene las características de estar estabilizada, libre de coliformes y además se puede usar como un sustrato en la producción de nopal con mayor rendimiento en esa comunidad,  además su costo es menor a los productos comerciales.

“Lo que estamos haciendo es transformar todos los residuos y desechos orgánicos que se generan en esta comunidad”, indicó y agregó que el estiércol usado incrementa el rendimiento del fertilizante orgánico en un 25 por ciento y se emplean de 50 a 100 toneladas por hectárea.

 

Informó que se realizó una solicitud de patente del proceso de estandarización de la composta, además derivado del proyecto se obtuvieron reconocimientos a tesis y un segundo lugar en el Premio BLIS de sustentabilidad.

 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *